COMO VIENE EL CLIMA DEL 2009

By 11 diciembre, 2008Mas Noticias

La licenciada Stella Carvallo especialista del Instituto de Clima y Agua del INTA en su estudio para el Instituto, dijo refiriendosé al corriente año. El 2008 fue un año récord desde el punto de vista climático. “Primero, fue el otoño más seco en los últimos 70 años. Eso de por si indicaba un inicio de campaña muy malo, porque tenemos que recordar que en nuestro sistema climático la caja de ahorro de los productores en cuanto a lluvias se refiere es el otoño. La cosa se fue complicando: el invierno continuó seco. el inicio de primavera también y a septiembre ya teníamos otro récord, estábamos en los seis meses de marzo a septiembre más secos de los últimos 100 años que incluy

Analizando las imágenes satelitales en toda esta zona afectada por la sequía, se observa que “ya se esta cosechando el trigo con bajísimos rendimientos que van entre 500 y 1.000 kg en Santa Fe, que pueden subir un poquito más orillando los 1500 kg . Bajando hacia el sur, donde recibieron alguna lluvia aislada, tenemos el noroeste bonaerense -que recibió lluvias un poquito más adelantadas que Córdoba- o el resto de Buenos Aires, donde igualmente se esta en bandas que van de 500 a 1800 kg . Es realmente un año para no recordar”.

¿Cómo está la reserva de agua en el perfil para la implantación de la cosecha gruesa? “Las lluvias de septiembre y octubre permitieron en las zonas que llovió -porque hay partes en las zona núcleo que seguía sin llover- que se sembrara maíz. Se observan stand de plantas perdidos en soja y maíz; una helada que debemos recordar también, la del 16/11, que produjo daño sensible en esos cultivos que estaban tan faltos de humedad… Todo esto se fue acumulando y hoy que el productor, tras esperar y esperar, ha recibido una lluvia bastante generosa se prepara no solamente a sembrar casi el 60% de la superficie que le faltaba sembrar de cosecha gruesa sino a resembrar, obviamente con los costos que ello implica”.

En cuanto al mes de noviembre, Carballo explicó “Las temperaturas máximas que se alcanzaron en los 10 días previos a la lluvia milagrosa que cayó en algunos lugares en la zona núcleo, también constituyen el récord de los últimos 60 años. Así que ha sido un año lleno de récords: cuando alcanzamos los precios máximos pero también cuando volvimos a precios que no tocan los mínimos pero que están a la mitad de lo que fueron en su momento, costos que también alcanzaron los máximos porque se compro todo lo que es semilla, fertilizantes y entonces hoy, bueno, la rentabilidad esta complicada”.

¿Que pasó con el sudeste y el sudoeste de la provincia de Buenos Aires? “Durante la gran sequía en la zona centro y norte que dominó toda a primera parte del año, en el sur hubieron algunas lluvias aisladas tanto en otoño como al inicio y fin del invierno que venían cargando los perfiles. Esos son perfiles que tienen muy poca capacidad de carga así­ que hay que cargarlos permanentemente. El trigo se implantó bien pero le pasó algo que ya le viene pasando las últimas campañas que es que de pronto en mitad de octubre la lluvia se corta y entonces, en el momento de la definición de rindes que en esa zona es en noviembre, todo lo que los trigos venían mostrando como potencial de rinde empieza a disminuir. Por eso también creemos que allí también este año los rindes van a ser bajos”.

¿Todo esto que se está describiendo es consecuencia de lo que se denomina un Año Niña? “Claro, lo que pasó en la primera parte del año hasta julio era consecuencia del evento Niña que se vino desarrollando durante toda la campaña pasada y pensábamos este año ir hacia una neutralidad, de hecho mejoró bastante la condición de temperatura, pero después hubo un nuevo enfriamiento que no llega a ser una Niña. Hubiera mejorado si hubiéramos ido a una temperatura positiva adentro del Pacifico que nos permitiría mayor asiduidad de frentes con potencial para lluvias de alto volumen. Como eso no lo tenemos asegurado, se dan estas fisuras en el régimen pluviométrico. Hubo una lluvia milagrosa que le toca al que le toca y al que no le toca esta en problemas, y este es el sistema que se va a mantener hasta febrero, que allí si vamos a arrancar con lluvias un poco má

Con respecto a lo que se espera para los tres próximos meses, la profesional expuso “Con los maíces hay muchísimo que hay que replantar. Ahí vamos a tener una disminución de rindes simplemente por fecha de siembra. Luego tenemos también el tema de los que están implantados y lograron sobrevivir a todos estos avatares pero que tienen que seguir pasando esas restricciones a veces de altas temperaturas o de faltas de lluvias en los momentos claves -sabemos que para el maíz, las lluvias de Navidad son la clave y cada semana que se atrase después de Navidad la lluvia, son menos kilos que vamos a cosechar. Siempre la atmósfera nos da la oportunidad de una lluvia buena por mes o cada 30 o 35 días, pero el tema es ¿cuándo? Si la lluvia cae justo o hay años como años Niños o muy llovedores, bueno los rindes están asegurados. Pero este año no es para decir que los rindes est&

Para finalizar y respondiendo a la consulta de cómo va estar el tiempo en estas vacaciones, Carballo respondió “Van a ser más los días de sol que de lluvia, así­ que enero es excelente. Febrero, como ya va a estar saliendo de este proceso, va a estar con mayor frecuencia de lluvias. Yo recomendaría al que quiera tomar mucho sol que se vaya en enero”.

 

Deje un comentario