En el marco de su visita a Rosario por la reunión de Capitales Alternas, el presidente Alberto Fernández se refirió al crimen organizado y al problema del narcotráfico instalado en Rosario, aunque aclaró que es un problema del país. Es por ello que solicitó a la Cámara de Diputados que avanzara en el tratamiento de la reforma del fuero federal para luchar contra estos delitos.

El crimen organizado se ha instalado y no puede ganarnos. Argentina tiene que ganar, no es un problema de los rosarinos, es un problema de los argentinos, manifestó Fernández, y solicitó que “los diputados hagan su parte” y traten la reforma judicial que ya tiene media sanción del Senado. “De esta manera, podremos darle una pelea frontal al narcotráfico, al contrabando, a la trata de personas”, sostuvo.

En ese sentido, criticó que se haya instalado que la propuesta de ley busque algún tipo de “impunidad” y recordó que, en cambio, se necesita de una reforma del fuero federal para mejorar el accionar de la Justicia ante una situación que “no es un delito más” sino “un sistema”.

Deje un comentario