Tres personas murieron este jueves en un tiroteo al norte de la ciudad de Baltimore, en el este de Estados Unidos, en una tragedia perpetrada por una mujer, que engrosa la larga lista de matanzas a bala en el país.

Jeff Gahler, el alguacil del condado de Harford, donde ocurrió el hecho, indicó a la prensa que la sospechosa, de 26 años, era una empleada temporal del depósito donde se desencadenó el incidente, que murió tras dispararse en la cabeza. Otras tres personas resultaron heridas.

El incidente se produjo hacia las 09HOO hora local (13HOO GMT) en un centro de distribución de la cadena de farmacias Rite Aid.

«No tenemos una motivación para este crimen sin sentido», dijo Gahler, que descartó en un principio la pista «terrorista».

La autoridad policial dijo que se esperaba que los heridos sobrevivieran.

Gahler dijo que aparentemente la atacante estaba armada con una sola pistola y ningún policía efectuó disparos en el lugar.

«No creemos que haya una amenaza adicional para la comunidad del condado de Harford», afirmó.

 

Deje un comentario