La iglesia parroquial organizó el oficio religioso del domingo de ramos, convocando a la feligresía ante el busto de María Benita Arias para la bendición de los ramos.

A las dieciocho horas comenzó el oficio con la lectura de los pasajes bíblicos y la posterior bendición de los ramos, que los presentes portaban para emular el sentido momento del encuentro de los seguidores con su Maestro.

Luego el pueblo cristiano se congregó frente al atrio parroquial donde el cura párroco, Pbro. Ariel Principi, celebró la santa Misa. En la parte central de su homilía el sacerdote hizo especial hincapié en la juventud, “Son ellos los portadores de la esperanza en un mundo con sed de Dios”, dijo Principi, luego invitó a quienes le escuchaban a vivir una intensa Semana Santa aprovechando las herramientas y las personas que trabajan desde la parroquia, para que cada uno de los fieles pueda rehacer los momentos centrales del cristianismo, como son la pasión muerte y resurrección de Jesús.

Deje un comentario