El gobernador inauguró anoche la Fiesta del Oro Blanco, en Canals. Agradeció a la región por hacer de Córdoba «una provincia fuerte que no se arrodilla ante nadie».

Foto: Prensa Gobierno de Córdoba
El gobernador José Manuel de la Sota visitó anoche a la localidad de Canals para participar y dejar formalmente inaugurada la 43º edición de la Fiesta Nacional del Oro Blanco, que finaliza el próximo sábado.En su discurso, De la Sota agradeció “el esfuerzo por seguir construyendo una región cada vez más pujante, enfrentando las dificultades con optimismo y con confianza y haciendo de Córdoba una provincia fuerte, que no se arrodilla ante las presiones de nadie y que está dispuesta a mantener sus derechos, sus conquistas y que seguirá defendiendo nuestro complejo agro-industrial alimenticio que es lo más importante como actividad económica que tiene el país y nuestra provincia”.

Finalmente, el mandatario abogó por una “patria de hermanos, donde los ciudadanos piensen como piensen, merezcan respeto y no sufran atropello ni maltrato por parte de ningún gobernante. Y, en ese sentido, los cordobeses sabemos que debemos estar unidos, solidarios y enfrentando el futuro con esperanza”.

En la oportunidad, el mandatario provincial hizo entrega de un ecógrafo “Edan” para el hospital municipal de Canals y llevó un aporte para apoyar la realización de la fiesta. Además entregó, en manos del intendente de esa localidad Carlos Peretti, un cheque por 600 mil pesos para que Canals continúe con las obras del sistema de saneamiento básico por unos 600 mil pesos.

Acompañaron la inauguración formal de la 43º edición al gobernador De la Sota, su señora esposa Adriana Nazario; el ministro Jefe de Gabinete, Oscar González; intendentes y jefes comunales de la región.

Deje un comentario