El lunes por la tarde, aproximadamente a las 16.30 horas una fuerte tormenta, con ráfagas de viento, se registró en la región y causó diversos trastornos por las caídas de ramas y el anegamiento de calles. 

Los Bomberos Voluntarios de nuestra ciudad estuvieron solicitados, ya que, muchos techos se volaron y varios árboles y cables quedaron tendidos en la ciudad, ocasionando un gran peligro, por lo que, al menos cinco salidas fueron encaradas por los bomberos en pos del bienestar de la ciudad.

A los pocos minutos del intenso viento, el corte de suministro de energía tuvo lugar, así como, por supuesto, el circuito de televisión que, hasta ayer a la siesta, en algunos hogares, no fue restituido.

En algunos barrios, entre las 18.30 y las 19.00 horas la luz volvió a acoger a los hogares, en otros, recién a las 23 horas y, en otros, al día siguiente: ayer martes.

 El trabajo de la empresa EPEC fue distribuido en distintos puntos de la ciudad, ya que la demanda fue altísima. Alrededor de unos 37 milímetros se registraron en la ciudad. Afortunadamente, no se tuvieron que evacuar a vecinos ni tuvieron lugar accidentes producto del temporal que azotó a la ciudad. 

Ayer, durante la jornada, se puedo ver a muchos vecinos limpiando y deshaciendo la huella que dejó una fuerte tormenta…

Deje un comentario