El impacto de la sequía y las altas temperaturas sigue avanzando entre los cultivos. Según el último informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba, la provincia ya perdió para la próxima cosecha 7 millones de toneladas de granos entre soja y maíz por las consecuencias irreversibles de algunos cultivos y las caídas en los rindes que se darán en otros que aún pueden sobrevivir.

Pero las cifras pueden seguir ampliándose si el fenómeno de la Niña sigue provocando la combinación menos deseada para el campo.

Rubén Bergeró. Presidente de la Bolsa de Cereales de Córdoba

“Este año Córdoba dejaría de producir 6,8 millones de toneladas de soja y maíz a causa de la sequía. El cálculo se obtiene al contrastar rendimientos de buenas campañas anteriores (2009/2010) con supuestos de malos para la presente. Si la comparación se hiciera entre la campaña pasada (de performance media a mala). La producción entre soja y maíz a cosechar en 2012 caería 3,5 millones de toneladas”, explica el informe difundido ayer y que lleva la firma del flamante presidente de la institución, Rubén Bergeró.

En el cálculo del recorte de cosecha, se aclara, se incluye además las cerca de 1,1 millón de hectáreas que quedarían aún sin sembrarse y que van teniendo mínimas posibilidades de concretarse. Con el avance del calendario y la temida llegada de heladas tempranas, las posibilidades de sembrar soja se van acortando con el paso de los días.

El estudio agrega además que “los cultivos estivales están transitando por momentos de máxima demanda de agua y mínima oferta. A nivel regional hay bajísima disponibilidad de agua para los cultivos”, explica el informe.

Muy atrás quedó la condición de cultivos del 20 de diciembre de 2011 que mostraba gran parte del área sembrada en estado muy bueno a bueno.

Aunque las deficiencias de lluvias de diciembre eran ya marcadas en esos tiempos, y los suelos así lo reflejaban, los sembradíos tardaron un poco más en acusar la situación. Al 20 de diciembre los suelos se encontraban más secos que lo habitual debido a que el contenido de agua era inferior al rango 20-40%, con pequeña excepción en un foco al centro de la provincia.

Por eso, se estima que el recorte de la cosecha podría alcanzar a las 900 mil toneladas en el caso del maíz con respecto a 2009/10 y de otros 5 millones para la soja.

Maíz

De acuerdo a la bolsa de cereales, los lotes de maíz “apenas alcanzan a estar buenos en el mejor de los casos y regulares a malos la mayoría y van en franco retroceso, con casos que no alcanzan la altura mínima de alambrado y que exhiben estigmas totalmente deshidratados impidiendo esto la formación de granos”, señala.

En este sentido, y como se adelantó en este diario, hay muchas tranqueras que se han abierto al consumo para los animales, aunque no estaba en la planificación de esta campaña.

La peor zona para el maíz está en el departamento Juárez Celman (especialmente La Carlota y General Deheza), pero también sufren los departamentos del centro, del norte y del oeste provincial. De acuerdo al estudio de la Bolsa, los focos de buen estado se observan en la zona Etruria- Chazón del departamento General San Martín y Berrotarán del departamento Río Cuarto. En la zona cercana, Ucacha y Cabrera
En el extremo sudeste, la zona de Justiniano Posse mostraría condiciones de cultivos menos catastróficas. “De todas maneras habrá segura merma de rendimientos en esta campaña. Si bien aún la red de colaboradores no estima cuál podría ser la merma de rendimientos, todo hace pensar que la producción en Córdoba se dirige a un escenario de mínima como el vivido en la campaña 2008”, anticipó el estudio.

Soja

Aunque más resistente, la soja también comenzó a sentir las secuelas del agresivo clima de este verano.

Los reportes de desmejoramiento de estado son generalizados. “Las de primera se muestran petisas, adelantando floración y con poca acumulación de hojas traducible en menor rendimiento esperable. Las de segunda o sembradas tardíamente, recién emergidas, están complicadas y es posible que deban ir a resiembra algunos lotes”, explica la Bolsa de Cereales en su último informe.

Deje un comentario