Cuestionó la actitud de quienes “ganan formidables sumas de dinero y no las reinvierten en Argentina”

La pre­si­den­ta Cris­ti­na Kirch­ner apun­tó, el martes, con­tra «los que ga­nan for­mi­da­bles su­mas de di­ne­ro y no las rein­vier­ten en la Ar­gen­ti­na si­no que se las lle­van afue­ra», al rei­te­rar su pe­di­do de «no boi­co­tear» al país.
En ese con­tex­to, la Pre­si­den­ta ase­gu­ró que «co­mo hay prác­ti­cas sin­di­ca­les que no son acep­ta­bles, tam­bién hay prác­ti­cas em­pre­sa­ria­les que son mu­cho me­nos acep­ta­bles».
Ade­más, con­si­de­ró que «mu­chas ve­ces esas prác­ti­cas sin­di­ca­les ter­mi­nan co­brán­do­se co­mo víc­ti­mas a aque­llos que las prac­ti­can; las otras prác­ti­cas sin­di­ca­les, las ma­las de los em­pre­sa­rios, ellos nun­ca las pa­gan, las ter­mi­na pa­gan­do el pue­blo, por­que co­mo los ga­tos, siem­pre caen pa­ra­dos».
La man­da­ta­ria se ex­pre­só de es­te mo­do des­de la plan­ta au­to­mo­triz de Ge­ne­ral Mo­tors en Ge­ne­ral Al­vear, en el Gran Ro­sa­rio, don­de se pre­sen­tó la uni­dad 200.000 del mo­de­lo Agi­le, pro­du­ci­do en el país, cu­ya fa­bri­ca­ción fue fi­nan­cia­da en 2009 con un prés­ta­mo otor­ga­do por la An­ses por $259 mi­llo­nes (a 4 años, con un uno de gra­cia) en me­dio de la cri­sis fi­nan­cie­ra in­ter­na­cio­nal, cuan­do la ca­sa ma­triz en Es­ta­dos Uni­dos es­ta­ba al bor­de de la quie­bra.
An­te el de­ve­nir del apor­te es­ta­tal a la em­pre­sa, la man­da­ta­ria di­jo que «pa­ra la An­ses y el Es­ta­do lo más im­por­tan­te fue que no se des­pi­dió un so­lo tra­ba­ja­dor en aque­lla opor­tu­ni­dad, que se in­cor­po­ra­ron 1.050 tra­ba­ja­do­res de­bi­do al mo­de­lo Agi­le y que hoy va­mos a te­ner 600 tra­ba­ja­do­res» más en la plan­ta de GM.

A la pren­sa

Des­de allí, la Pre­si­den­ta hi­zo un pe­di­do a los me­dios di­cien­do: “Pa­ra que nin­gu­no in­ter­pre­te co­mo exé­ge­ta mis pa­la­bras y me ha­ga de­cir lo que no di­je, o me lo ha­ga de­cir en for­ma in­com­ple­ta lo que es mu­cho peor. La ver­dad a me­dias no es una ver­dad, es una men­ti­ra».
Así, la Pre­si­den­ta se re­fi­rió a los me­dios que in­ter­pre­ta­ron que el pe­di­do de «no boi­co­tear» que rea­li­zó fue só­lo pa­ra los gre­mios ae­ro­náu­ti­cos en ple­no con­flic­to.
«Me re­fe­rí a to­dos los sec­to­res» y «a las prác­ti­cas que só­lo pien­san en la es­pe­cu­la­ción y no en la res­pon­sa­bi­li­dad so­cial», en­fa­ti­zó la man­da­ta­ria.
Al res­pec­to, la man­da­ta­ria acla­ró «el lla­ma­do a no boi­co­tear a la Ar­gen­ti­na fue pa­ra to­dos los que tie­nen res­pon­sa­bi­li­da­des», tras in­di­car: «Quie­ro un em­pre­sa­ria­do con res­pon­sa­bi­li­dad so­cial, quie­ro un em­pre­sa­ria­do que se ha­ga car­go de que es ne­ce­sa­rio po­ner­le el hom­bro al país, por­que el país les pu­so el hom­bro du­ran­te es­tos ocho años ge­ne­ran­do ga­nan­cias co­mo nun­ca ha­bían te­ni­do en to­dos los sec­to­res du­ran­te los úl­ti­mos 20 o 30 años”.
Ma­yor pro­duc­ción

A par­tir de su plan de in­ver­sio­nes bia­nual (2011-2012) de 150 mi­llo­nes de dó­la­res, Ge­ne­ral Mo­tors au­men­ta­rá la pro­duc­ción de 130.000 a 160.000 uni­da­des anua­les, que ge­ne­ra­rá 600 nue­vos pues­tos de tra­ba­jo y de­sa­rro­lla­rá pro­vee­do­res lo­ca­les.
Del ac­to par­ti­ci­pa­ron el go­ber­na­dor Her­mes Bin­ner y el ti­tu­lar de la fir­ma Ser­gio Ro­cha, ade­más de la mi­nis­tra de in­dus­tria, Dé­bo­ra Gior­gi, los se­cre­ta­rios ge­ne­ral de la Pre­si­den­cia, Os­car Pa­rri­lli, y de Co­mer­cio In­te­rior, Gui­ller­mo Mo­re­no, y el man­da­ta­rio elec­to An­to­nio Bon­fat­ti.

Comprar un
0 km ahora
es más fácil,
aseguró la
Presidenta
Cris­ti­na Kirch­ner  ase­gu­ró que aho­ra es «me­nor el es­fuer­zo» que de­ben ha­cer los  ar­gen­ti­nos pa­ra ac­ce­der a un au­to 0 ki­ló­me­tro, ya que se ne­ce­si­tan 8,7 sa­la­rios pa­ra ha­cer­lo.
Tras ha­cer una re­co­rri­da por la plan­ta de Ge­ne­ral Mo­tors en Ge­ne­ral Al­vear, Cris­ti­na di­jo que aho­ra es «me­nor el es­fuer­zo eco­nó­mi­co pa­ra com­prar un au­to 0 ki­ló­me­tro».
Di­jo que «la re­la­ción sa­la­rio ver­sus va­lor de los au­tos es la  más ba­ja de los úl­ti­mos ocho años, gra­cias al po­der ad­qui­si­ti­vo que lo­gra­ron los tra­ba­ja­do­res ar­gen­ti­nos a tra­vés del sis­te­ma de ne­go­cia­ción co­lec­ti­va con acuer­do sa­la­rial en­tre em­pre­sas y tra­ba­ja­do­res».
Ade­más, con­si­de­ró que «ac­tual­men­te se ne­ce­si­tan 8,7 suel­dos pa­ra com­prar un au­to 0 km Cor­sa Clas­sic Ba­se».

Deje un comentario