Dos agentes y dos detenidos sufrieron un principio de asfixia pero anoche se hallaban fuera de peligro.
 Cuatro personas resultaron con principio de asfixia al incendiarse un calabozo en la central policial de nuestra ciudad.
El hecho ocurrió el martes por la tarde y como consecuencia del intenso humo dos detenidos y dos agentes de policía resultaron afectados por el humo.

Pasadas las 16,45 comenzó a salir humo desde el sector de calabozos de la sede policial ubicada en Vélez Sarsfiel 753 por lo que se llamó con urgencia a los bomberos al tiempo que se dispuso de un operativo de seguridad en toda la cuadra.

El incendio se originó en uno de los calabozos donde se hallaban detenidos Carlos Salinas (40) y Miguel Quinteros (56), que cumplían arresto por una contravención al Código de Faltas.

Cuando el humo se generalizó en el lugar los policías Víctor Moyano y Mariano Leonard trataron de retirar a los detenidos, sufriendo también ellos un principio de asfixia.

Hasta la sede policial llegaron ambulancias y se procedió al traslado de los cuatro afectados por el humo hasta el Hospital San Antonio de Padua de La Carlota.

“El humo provenía de uno de los calabozos de la comisaría local inmediatamente  tres uniformados  ingresaron al calabozo donde se encontraban dos  detenidos. El humo provenía de la quema de frazadas y se había tornado insoportable”, dijo el comisario inspector Víctor Herrera, a cargo de la Departamental de Policía de Juárez Celman.

La tarea de evacuación del lugar se complicó porque no podían sacar a los detenidos, quienes se habrían resistido a irse.

Un médico policial y personal de bomberos asistió a los afectados por el humo, quienes luego fueron trasladados al hospital y luego
los policías fueron derivados a una clínica privada.

Hasta el lugar llegó la fiscal Ana Venturuzzi y el secretario José Carranza. En poco tiempo los bomberos controlaron el incendio evitando que se propagara hacia otros sectores delProxy-Connection: keep-alive Cache-Control: max-age=0 ntiguo edificio policial.

Anoche se realizaban las actuaciones de la investigación sumaria a los fines de determinar cómo se originó el incendio en la celda y por qué motivo los presos habrían tenido acceso a un encendedor o a fósforos.

Se estaban tomando testimonios y paralelamente se evaluaban los daños que se produjeron para determinar si la zona de la alcaidía se hallaba en condiciones de ser utilizada.

Deje un comentario