La ex funcionaria dijo que cuando era ministra de Salud, la Presidenta le insinuó que no lo investigara a Zanola. Fernández la acusó de mentir. Para Piumato, debe “ir presa” por los casos de Gripe A y dengue.
 Un fuer­te cru­ce de acu­sa­cio­nes en­tre el Go­bier­no, la CGT y Gra­cie­la Oca­ña se pro­du­jo ayer tras que la ex mi­nis­tra de­nun­cia­ra -fue ayer ta­pa de Cla­rín- que la pre­si­den­ta Cris­ti­na Fer­nán­dez le in­si­nuó que no in­ves­ti­ga­ra al sin­di­ca­lis­ta Juan Jo­sé Za­no­la por la «ma­fia de los me­di­ca­men­tos».
El je­fe de Ga­bi­ne­te, Aní­bal Fer­nán­dez, acu­só a Oca­ña de men­tir, y el se­cre­ta­rio de De­re­chos Hu­ma­nos de la CGT, Ju­lio Piu­ma­to, di­jo que la ac­tual can­di­da­ta a se­na­do­ra na­cio­nal por el par­ti­do de Fran­cis­co De Nar­váez tie­ne que «ir pre­sa».
Tam­bién el se­cre­ta­rio de Co­mu­ni­ca­ción Pú­bli­ca, Juan Ma­nuel Abal Me­di­na, le sa­lió al cru­ce: «Que Oca­ña ha­ble de trans­pa­ren­cia des­de Cla­rín y co­mo can­di­da­ta de De Nar­váez es co­mo que Ri­car­di­to Al­fon­sín nos dé cla­ses so­bre in­fla­ción». A tra­vés de su cuen­ta de Twit­ter, el je­fe de Ga­bi­ne­te ase­gu­ró que le «cons­ta que ja­más ha­bló so­bre ese te­ma» con la je­fa de Es­ta­do.  En es­te sen­ti­do, Fer­nán­dez pre­gun­tó: «¿Jus­to a una se­ma­na de las elec­cio­nes se acor­dó de un pe­di­do que nun­ca exis­tió? Yo sé que te mo­les­tó que no te ha­yan in­clui­do en la lis­ta de di­pu­ta­dos na­cio­na­les de 2009 pe­ro, ¿no te pa­re­ce de­ma­sia­do?», di­jo, al tiem­po que afir­mó que la de­nun­cia de Oca­ña se con­tra­di­ce con de­cla­ra­cio­nes an­te­rio­res.
“Bas­ta con bus­car las pro­pias de­cla­ra­cio­nes de Oca­ña de unos me­ses atrás, cuan­do re­co­no­ció en rei­te­ra­das opor­tu­ni­da­des que ja­más le pi­die­ron por na­die en par­ti­cu­lar, an­te sus rei­te­ra­das de­nun­cias».
Piu­ma­to ca­li­fi­có a Oca­ña co­mo «una de­nun­cia­do­ra pro­fe­sio­nal, co­mo (Ri­car­do) Mon­ner Sans, que por unos pe­sos de­nun­cian a cual­quie­ra», y con­si­de­ró que fue «un error» de la Pre­si­den­ta nom­brar en el área de Sa­lud a «al­guien que no es mé­di­co sa­ni­ta­ris­ta».
El se­cre­ta­rio de De­re­chos Hu­ma­nos de la CGT eva­luó que Oca­ña co­me­tió el de­li­to de «mal de­sem­pe­ño» en sus fun­cio­nes: «No pre­vió la epi­de­mia de den­gue y Gri­pe A y por dos o tres me­ses no tu­vi­mos una epi­de­mia de po­lio­mie­li­tis, por­que du­ran­te su ges­tión se de­jó de va­cu­nar, es­to lo pue­de de­cir cual­quier sa­ni­ta­ris­ta», en­fa­ti­zó.
«Pa­ra sa­ber quién es Oca­ña só­lo hay que leer las de­cla­ra­cio­nes que so­bre ella rea­li­zó (la lí­der de la Coa­li­ción Cí­vi­ca) Eli­sa Ca­rrió cuan­do Cris­ti­na la nom­bró co­mo mi­nis­tra».
Por su par­te, Abal Me­di­na di­jo que pa­ra Oca­ña «pa­re­ce que va­le más una ta­pa de Cla­rín a pe­sar de que siem­pre di­jo que la Pre­si­den­ta la im­pul­só en su lu­cha por la trans­pa­ren­cia».
Y su­bra­yó que Oca­ña «siem­pre sos­tu­vo que na­die la con­di­cio­nó» y que «aho­ra quie­re ta­par su fra­ca­so con la gri­pe A y el den­gue min­tien­do so­bre la Pre­si­den­ta».
Se­gún Oca­ña, la Pre­si­den­ta le di­jo en mar­zo de 2009: «Fi­ja­te bien por­que Za­no­la es un com­pa­ñe­ro pe­ro­nis­ta que me ayu­dó mu­cho a mí y a Nés­tor» (Kirch­ner) tras que la en­ton­ces mi­nis­tra le ade­lan­tara que iba a de­nun­ciar al lí­der del gre­mio ban­ca­rio por la «ma­fia de los me­di­ca­men­tos». «Sen­tí ver­güen­za por la Pre­si­den­ta y una gran de­si­lu­sión. Es­pe­ra­ba otra res­pues­ta, por­que yo nun­ca iba a de­jar de in­ves­ti­gar», afir­mó Oca­ña en de­cla­ra­cio­nes al dia­rio Cla­rín.

Deje un comentario