Un grupo de vecinos se dirigió a la Municipalidad y a la Policía Local para informar y pedir respuesta en cuanto a las molestias y desmanes que causan las fiestas, reuniones de cumpleaños y demás eventos que se realizan en el local de la Unión Obrera Molinera Argentina Ospín – Antima situado medianera por medio al domicilio Lavalle 60.

La señora que envía la nota en nombre de todos los vecinos de la zona manifiesta: “Hace 28 años que vivo en este barrio y que sufrimos ruidos molestos, basura en la vereda y calle; música en alto volumen, desórdenes de personas alcoholizadas en algunas ocasiones…

Se lo hemos planteado al delegado gremial, a quien no le interesó nada y aun se sintió molesto y ofendido por tal reclamo, además de decirme para qué construí mi casa en el terreno contiguo.

En realidad, queremos saber si ese local está habilitado para funcionar como Salón de Fiestas o para reuniones gremiales de sus afiliados; de lo contrario exigimos que se aplique el o los artículos del código de faltas de la Provincia de Córdoba que hace referencia y menciona sobre ruidos molestos y otras situaciones”.

Una de las vecinas comprometida con llevar adelante este reclamo hasta que se dé una solución viable, dijo a FM Estrella: “Esto es todas las semanas”. (en alusión a las fiestas recurrentes) “Nadie nos contestó: ni la Municipalidad ni la Policía. Queremos que sean reuniones del gremio y nada más. Y si hacen fiesta con música moderada y comportamientos tranquilos, nos hay problema.

Deje un comentario