En la playa insisten en el uso de pantalla solar para los niños y factores altos para los adultos.

El 25 por ciento de las personas que se atendieron en hospitales móviles de la costa atlántica durante la primera quincena de enero consultaron debido a quemaduras de sol, mientras que otro 25 por ciento lo hizo por reacciones alérgicas, muchas de ellas derivadas de la exposición solar.

Como parte del Sistema de Atención al Turista (SAT), la cartera sanitaria provincial instaló siete hospitales móviles: tres en Mar del Plata (Punta Mogotes, Plaza Colón y Plaza España) y otros en San Bernardo, Santa Teresita, Mar Azul y Miramar.

La piel roja y caliente suele ser la manifestación más frecuente de la quemadura solar. El cuadro puede agravarse con ampollas, fiebre, escalofríos, náuseas y erupciones. Si bien estos síntomas desaparecerán en pocos días siguiendo el consejo de los especialistas, los efectos de la exposición a los rayos ultravioleta son acumulativos y constituyen la causa del 90 por ciento de los tumores de la piel.

“La pantalla solar para los más chicos y un alto factor de protección para personas de todas las edades entre las 10 y las 16 horas resultan básicos para evitar las quemaduras de sol”, advirtió el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia. Y agregó que, en personas de piel muy blanca, “bastan 20 ó 30 minutos de exposición al sol del mediodía para sufrir quemaduras que, en algunos casos, pueden generar ampollas, sensación de pinchazos y un ardor tan persistente que imposibilita el descanso”.

Medir la sombra

“Nuestra propia sombra en el suelo es un buen indicador de peligrosidad: cuanto más corta es, más peligro tenemos de insolarnos y sufrir quemaduras”, explicó Patricia Rafti, jefa de Dermatología del hospital provincial San Martín, en La Plata.

Y agregó que es justamente al mediodía cuando los rayos caen perpendiculares a la tierra acortando las sombras. La especialista agregó que hay que desestimar la idea de que el bronceado es saludable porque, en rigor, resulta una reacción de la dermis al daño solar.

“Si bien diez minutos al sol son buenos para la producción de vitamina D, el exceso de exposición sin protección no sólo daña la piel sino que además genera otros riesgos para la salud porque el sol funciona como inmunosupresor, y al bajar las defensas es frecuente el desarrollo de herpes y otras infecciones”, concluyó Rafti.

Las recomendaciones básicas

* No exponerse al sol entre las 10 y las 16 horas.* Usar protección solar factor 30 o mayor. Colocar el protector 20 minutos antes de la exposición y reponer cada dos horas.

* Para los niños, elegir pantalla solar.

* Los menores de seis meses no pueden utilizar protector solar, por lo tanto evitar la exposición.

* Utilizar protector solar incluso los días nublados.

* Usar sombrero o gorra.

 

En caso de quemaduras por el sol

* Consultar al médico: algunas requieren tratamiento con antihistamínicos o cremas que contengan antibióticos.* Aplicar cremas post solares con vitamina A o con aloe vera.

* No aplicar directamente sobre la piel la planta de aloe vera porque puede empeorar el problema.

* No usar preparados caseros, dentífrico, mentol o menta para refrescar la zona.

* En caso de presentar ampollas, no pincharlas. Dejarlas que evolucionen por sí mismas hasta desaparecer.

* Medicamentos como los antihipertensivos o antibióticos como las tetraciclinas (de uso frecuente contra el acné) son fotosensibles y pueden agudizar las quemaduras.

Deje un comentario