El ente SerMas continúa con las dificultades de distribución de agua en la ciudad: “pese a que tenemos las 20 bombas en forma permanente en marcha, hay picos en que el uso es desbordante: los horarios entre las 11 y las 15 es cuando más se nota el faltante de agua. Otro de los picos que hemos notado es desde las 19 horas, en donde también se incrementa el carente líquido.

Sabemos que en varios lugares se produce derroche de agua, pero, de acuerdo con lo que hemos comprado no es posible porque es más de lo que se necesita para abastecer una casa… Sin dudas que hay derroches. Por eso, estamos insistiendo permanentemente sobre el uso racional del agua”, informó el Director del Ente SerMas, Santiago Piñeiro.
Ante la consulta, sobre qué medidas se adoptan, el titular del Ente a cargo de la distribución de agua potable de la ciudad, expresó: “no es fácil, aún no tenemos los medidores para cobrar el servicio. Esto se iniciará al tener el agua del acueducto. Hoy tenemos los medidores y, en caso de la falta de pagos, colocamos una restricción de agua, ya sea de la nueva red o del servicio mensual, pero esto no permite medir la cantidad de agua que el vecino  consume… Es libre el ingreso estando las cosas al día, lo que hace que en muchos hogares se derroche agua y en otras falte.

La nueva red está preparada para  el servicio de agua del acueducto, entonces en algunos sectores falta porque la presión de las bombas está adaptada a la vieja cañería: son más pequeños los diámetros de los caños, no son los mismos, por eso, cuando se para una bomba cuesta volver a llenar las cañerías. Pero, de cualquier manera si falta agua es por el exceso que tienen muchas viviendas que no son consientes y lavan veredas, autos, predomina el riego, el llenado de piletas… todo se suma a que luego falte el servicio”.

Además agregó: “No tenemos bombas fuera de servicio, salvo algún corte, si el consumo es alto, pero  los mismos no son extensos”.

También informó que mañana mantendrán una reunión con uno de los ingenieros de la cooperativa, que sería la concesionaria de la distribución del agua a través del acueducto. “Allí, seguramente, tendremos más novedades acerca de cuándo se incorporaría el servicio a esta región. Nosotros estamos preparando todo para cuando el servicio del acueducto llegue a esta ciudad. Ya hemos finalizado con la nueva red, se colocaron los medidores, nos faltan algunos, pero, en días, se seguirán entregando sin cargo para el usuario que ya tiene la nueva red.

Ya está en un 100% la nueva red de agua potable en La Carlota. Las más de 20 bombas que se encuentran distribuidas para abastecer de agua potable a la ciudad en el centro y barrios están trabajando en forma permanente, pero el alto consumo hace que, no sólo disminuya, sino que hay vecinos que tienen dificultad para recibir el agua, especialmente en horarios denominados “picos de demandas”. Quizás la llegada del acueducto desde Villa María hasta Laboulaye sea la solución definitiva al inconveniente, pero, por el momento, no hay fecha que precise cuándo comenzará a funcionar.

Deje un comentario