Un pavoroso incendio se registró alrededor de las 8 de la mañana del 1 de enero.
A esa hora vecinos del barrio Central Argentino, vieron que desde la vivienda ubicada en Jorge Ross  al 1070 frente de Capilla san Cayetano, salía abundante humo, lo que motivó que  comenzaron a llamarse entre sí, a su vez, por el lugar paso un vecino en su camioneta quien al ver los alborotados vecinos desde su teléfono llamo a la policía y estos hicieron lo mismo con  bomberos.
Mientras tanto los vecinos intentaban sacar algunas pertenencias, pero el humo ya había invadido la habitación destinada a dormitorio.
Al llegar bomberos comenzaron a trabajar y fue sorpresa que al intentar cortar la energía eléctrica observar  que la casa no contaba con el servicio pese a tener sus instalaciones. La tarea de los servidores públicos fue ardua. Un grupo ingresó a la casa con equipos especiales  a los fines de sofocar el siniestro el que luego de una hora aproximadamente fue extinguido. En ese momento se comprobó que los daños en la habitación fueron totales.
La casa cuenta con cocina y dormitorio y en el lugar es habitado por una joven de 17 años con su pequeño hijo. Según dichos de los vecinos la casa siempre era frecuentada por varias personas, en su mayoría de sexo femenino.
Cabe destacar que al momento del descubrimiento del humo por parte de los vecinos no había moradores en la casa y que cuando ya el fuego había sido extinguido, llegó la propietaria de la casa con un grupo de familiares y amigos, la que en crisis de nervios intentaba ingresar a la casa. Llamó la atención de las autoridades policiales de que al llegar entre sollozos expresaba «porque me hicieron esto» A partir de allí se amplió la investigación ya que en la casa no había nadie y la casa no tenia energía eléctrica por lo que se descarta un corto circuito. Por estas horas la policía investiga si el hecho fue intencional o cuales fueron las causas de dicho siniestro en las primeras horas del nuevo año a metros de plaza Italia.

Deje un comentario