Seimandi: “Trabajamos intensamente y así seguiremos”.

By 14 octubre, 2010Actualidad

César Seimandi, comisario mayor jefe de la departamental Juárez Celman de La Carlota, en diálogo con FM Estrella hizo alusión al caso Caón- Tula, lamentablemente fallecidos, hizo referencia al intenso trabajo por parte de todos los oficiales de la Departamental y, finalmente, destacó el servicio de los policí­as de atender a la localidad.

 â€œEs nuestra tarea informar a la gente”, dijo Seimandi. “El martes se produjo el desenlace del hecho del cual teníamos conocimiento desde la semana pasada: que esta gente se había desconectado de sus familiares. Entonces, se realizaron búsquedas terrestres, áreas… Todo el personal de la Departamental se dispuso a trabajar, 130 efectivos estuvieron alertas y trabajando en el caso. Además, se sumó el helicóptero de la Provincia de Córdoba durante dos días para revisar la zona.

El martes se aclaró el hecho: ese dí­a se encuentra ca­mio­ne­ta Ford F-100 mo­de­lo 2008, 4 x 4 ca­bi­na sim­ple, de co­lor ro­jo, pa­ten­te GCO 168 en la terminal de Villa María. Paralelo a ello, a las 8 de la mañana había 50 oficiales que salieron en distintos móviles hasta los campos a hacer un nuevo rastrillaje.

Personal policial, perros de rastreo (de Bomberos de Alejandro Roca), móviles, más el trabajo intenso de búsqueda, a 60 kilómetros al sur de La Carlota a un costado de la ruta 4 y a unos 20 km antes de llegar a Laboulaye, en pleno campo de la ruta 4, unos 10 km al este, encontró un canal y en ese canal fueron encontrados los cuerpos.

FM Estrella: ¿Cómo llegan a ese canal?

C. S.: “Por la búsqueda, por los perros, por los amplios rastrillajes y por un extenso de búsqueda aérea. El avión en el que veníamos nosotros, venía a 150 metros de altura, a una velocidad moderada, por eso pudimos tener una buena visibilidad”.

FM Estrella: ¿El lugar exacto donde fueron encontradas las víctimas fue localizado por los móviles aéreos o a través de los perros?

C.S.: “A través de los perros, el rastrillaje aéreo se estaba haciendo en aproximaciones. Fue un complemento lo que permitió el hallazgo de los cuerpos”.

 (…) Además el comisario mayor agregó: “Siempre en estos casos tenemos la esperanza de encontrarlos con vida, pero cuando pasaron los días, la preocupación fue mayor y terminó en lo que terminó”.

Respecto de la compañía permanente de la familia de las víctimas, Seimandi destacó: “En una investigación compleja hacía falta la colaboración de la familia. Nos sentimos acompañados por ellos”.

FM Estrella: ¿Necesitan seguir reuniendo pruebas o ya se puede decir que están claras las cuestiones como para poder hacer la justicia necesaria?

C.S.: “Se sigue con la investigación. Ésta no ha terminado. Falta establecer el resultado de la autopsia para saber cuál fue el resultado de la muerte. Se verá en los resultados de las autopsias si contribuye como un agravante para la situación”.

El oficial puntualizó: “Los acusados no pueden ser interrogados. Fueron detenidos y puestos a disposición de la justicia. En esta investigación se detuvo a las personas en base a una investigación independiente y en base a pruebas reunidas en el expediente totalmente independiente de ellos. Hay que seguir trabajando para llegar a un dictamen final”.

(…) Finalmente Seimandi matizó que: “los oficiales de la Departamental se pusieron la camiseta del compromiso. No descansaron ni pararon en estos días. Hay que estar en el lugar de cada uno de estos muchachos que trabajan arduamente para obtener los elementos necesarios de prueba para llegar a la verdad”.

FM Estrella: ¿Fue un hecho extraordinario para el Departamento?

C.S.: “Sí, son hechos que no están dentro de los previsibles. Pueden ser asaltos, pero este es un hecho aislado, imprevisible.

Puedo afirmar que dentro del Departamento hay seguridad. Hace más de un año y medio sucedieron asaltos por la madrugada: en nuestra ciudad, en Alejandro, en Deheza, en Cabrera. Cuando los delincuentes querían entrar en las casas, bastaba que el dueño del domicilio dejara la llave puesta, para que ellos pudieran acceder a robar.

Desde esa época, los robos de esa índole no volvieron a suceder, producto de un sistema de prevención que se implementó. Este sistema consta de un móvil (por lo menso) que recorre la zona urbana, un patrullero que recorre la zona rural y otro móvil que hace control vehicular permanente de noche en el ingreso en La Carlota. De esta manera, tenemos una buena parte de prevención”.

Volviendo al tema Caón- Tula, el funcionario policial manifestó: “en un principio no se descartó la posibilidad de un accidente, sí, tal vez la de un secuestro porque no hubo llamadas de rescate. Los celulares de las víctimas no aparecieron”, dijo finalmente el comisario mayor.

“Por último, quiero decir que trabajamos para la gente y queremos que nos sugieran inquietudes para mejorar. Nosotros nos sentimos orgullosos de nuestra Departamental. Este año 30 nuevos oficiales se egresarán y eso nos refuerza muchísimo. La Escuela de suboficiales y agentes Manuel Belgrano busca la perfección para poder atender a la gente de manera respetuosa. En el caso Tula- Caón hemos trabajo arduamente y estamos comprometidos a seguir trabajando de esta manera”, concluyó César Seimandi.

Deje un comentario