Los países latinoamericanos demandan maquinaria agrícola argentina.

By 23 octubre, 2009Actualidad

agricolaEn el AgroShowRoom llevado a cabo en Armstrong, Las Parejas y Marcos Juárez, empresarios de Ecuador, Perú, Colombia y Bolivia coincidieron en la intención de importar equipos agrícolas desde nuestro país.
Brasil y Argentina conducen el ránking de países productores de agroalimentos en Sudamérica, al punto de estar entre los primeros lugares a nivel mundial, pero en los últimos años ante la creciente demanda mundial otras naciones latinoamericanas han evolucionado en esta materia.
Ecuador, Colombia, Perú y Bolivia son ejemplos de los avances en producción agrícola que se están dando. Cada país tiene su característica ya que por diferentes motivos, así­ como en Ecuador los productores trabajan pequeños lotes y casi ni se habla de la soja, en Colombia han surgido empresas agrícolas que cultivan grandes extensiones.
El crecimiento en cuanto a áreas implantadas, variedad de granos y necesidad de aumento en la producción representan un beneficio para Argentina que, merced al empuje y la capacidad de sus industriales, ha colocada a la maquinaria agrícola nacional entre las mejores y más buscadas del mundo.
La empresa Harvest de Ecuador, indicó que “en Argentina hay una gran variedad de maquinaria para extensiones grandes, pero también manejan equipos para parcelas más pequeñas. Por lo tanto, estamos tratando de llegar a realizar intercambios comerciales con maquinaria que vaya desde 80 a 120 HP”. En la misma línea se expresó Fabián Merlo, de Industrias Ales, y señaló que “Ecuador es un país de un área agrícola pequeña, con lotes mínimos, pero las máquinas pequeñas y medianas de producción argentina pueden ser utilizados en nuestro país”.”.
En la actualidad el mercado ecuatoriano aparece como una opción para hacer importaciones desde Argentina porque hay una excelente relación entre los países, “fundamentalmente por el acercamiento polí­tico de los gobiernos de Cristina Kirchner y Rafael Correa, y a través de convenios firmados se llega a obtener las colusiones agropecuarias que buscamos los ecuatorianos”.

Perú.

Las empresas perunas buscan en Argentina “una alternativa al implemento de John Deere y aunque nos proveen con algunas máquinas brasileras tenemos la intención de importar equipos argentinos”.
Durante su estadí­a en nuestro país, reconocieron haber quedado “muy impresionados por la calidad y variedad de los equipos, fundamentalmente sembradoras convencionales pequeñas, implementos como rastras y arados”, ya que estos son los “fierros” que se necesitan en Perú porque aún no ha llegado la masificación de la siembra directa.

Colombia.

Los representantes del país llegaron a Argentina decididos a encontrar soluciones para la encrucijada en la que se encuentran en materia agrícola, por no estar preparados para el despegue de la actividad. Al respecto Luis Alfonso Restrepo, de Casa Toro, manifestó: “Argentina esta muy avanzada en maquinas para trabajar grandes lotes y esto es lo que estamos necesitando en Colombia para atender la creciente demanda. En tanto, el mercado de pequeños productores lo atendemos con la industria local y tractores chicos”.
Luego de dos días en el país Restrepo pudo encontrarse con muchos equipos que reúnen las características que estaba buscando. “En sembradoras están las máquinas que necesitamos para trabajar en grandes áreas”, indicó el empresario colombiano.
También fue positiva la observación que se pudo hacer en el tema del embolsado de granos que es un aspecto trascendental para Colombia, ya que por su característica de país tropical sale toda la cosecha al mismo tiempo y el productor pierde oportunidades por la caída de precios.

Bolivia.

El este de Bolivia es una zona con características similares, en cuanto a clima y suelo, con el norte argentino (Formosa) o Paraguay por lo que es una región apta para la producción agrícola.
En los últimos años hubo un aumento en la superficie sembrada, con 2 millones de hectáreas de soja por ejemplo, por lo que los productores están necesitando nuevas “sembradoras, pulverizadoras y equipos de forrajes. Las máquinas argentinas son muy versátiles, de avanzada tecnología y eso es lo que interesa. Hay que apostar a la productividad, no sólo bajar costos, sino subir rendimientos y eso se logra con equipos acordes a las exigencias y buen manejo del campo”, explicó Hugo Landívar de Mainter.
La producción agrícola es diferente en estos países pero, tanto los productores como los empresarios y en algunos casos los gobiernos, persiguen el mismo objetivo de incrementar la cantidad de alimentos para abastecer la creciente demanda mundial.
En Ecuador “se produjo un crecimiento en arroz y estamos ahora buscando la manera de producir trigo, un cultivo que no se trabajaba en Ecuador, ya que se prohibió la importación se este producto para fomentar la siembra local. Hasta el momento se trabajaba con tecnología muy atrasada, de más de 50 años, por lo que la demanda de los productores es creciente en materia de renovación tecnológica de semillas y maquinarias”, señaló Santiago Vergara.
Por su parte, Fabián merlo puntualizó que en la región serrana “hay una buena cuenca de ganadería lechera. En tanto, en lo que es producción de granos hay cantidades interesantes de maíz y arroz pero en cultivos como soja, donde los rendimientos no son altos, tenemos un déficit notorio”.
Para Max Flores, representante de Perú, la situación es diferente ya que en esta nación “no está implementada la siembra directa, aunque se está comenzando a tratar en el ámbito profesional”.
Entonces, la producción de cereales y es muy escasa “pero se apuesta mucho a otros cultivos de agroexportación como espárragos, palto y mango y, para el consumo interno, tenemos algo de arroz y maíz”, remarcó el empresario peruano.
Bolivia ha “imitado” el avance de la soja en Paraguay y en la actualidad se siembran dos millones de hectáreas con la oleaginosa, que es una cantidad que ya se siente en el mercado.
Además, se cultiva maíz, sorgo, trigo, girasol, arroz y caña de azúcar, “cuyas producciones se envían al mundo a través de la hidrovía Paraguay-Paraná, por lo que la mayoría de los productos que se exportan salen al mundo desde Argentina”, comentó Hugo Landívar.
Por último, Luis Alfonso Restrepo brindó su parecer en torno a la agricultura en Colombia y, según sus palabras, aparece como el país con mayor crecimiento. “Hubo un cambio en el campo en nuestro país –aseguró- ya que hay grandes empresarios que están comenzando a trabajar con extensiones amplias

2 Comments

Deje un comentario