Los cuarteles de las localidades serranas reciben unos 16 mil pesos por mes, a cambio de tareas de control de los ríos y las rutas. Si no aparecen soluciones, no descartan tomar medidas de fuerza

Pese a que en los cuarteles había expectativas favorables por la nueva gestión de José Manuel De la Sota, la Provincia suspendió el plan “verano seguro”, por el cual debía girarle fondos a los bomberos durante la época estival. El programa estipula que los agentes realicen una serie de tareas de control en los ríos y en las rutas, a modo de contraprestación, y le asigna fondos a cada una de las instituciones. La Federación de Bomberos de la Provincia pidió una audiencia con el gobernador De la Sota, y si no aparecen soluciones podría tomar medidas de fuerza.

Todo ocurre en momentos en que el gobierno provincial atraviesa dificultades económicas, y a sólo unos días de que éste diera asueto para toda la administración pública provincial por todo enero. A nivel local, Bomberos aclaró que no afecta al control de la seguridad del río Cuarto, que por otro lado sigue a la espera de que se firme el acuerdo correspondiente.

El gobierno de Córdoba suspendió por tiempo indefinido el inicio del plan “verano seguro”, por el cual asigna recursos a los cuarteles de toda la provincia, a cambio de la  realización de tareas de control en los ríos serranos y en las rutas. La decisión se tomó el viernes último, y no habla de plazos.

Para Juan Carlos Saharrea, presidente de la Federación de Bomberos Voluntarios de la provincia, la suspensión del plan de verano tiene mucho que ver con la situación financiera de la administración provincial: “es un recorte encubierto”, señaló.

Juan Carlos Saharrea

Es que, durante la temporada de verano, los bomberos reciben un aporte extra, de acuerdo a su ubicación. En algunos casos, puede ser relativamente importante. Tal como lo entiende Saharrea, si el programa no comienza pronto, los que se pueden ver más perjudicados son los cuarteles “chicos”.

Allí, “muchos bomberos viven de esto”, según explicó Saharrea.
Por ejemplo, los cuarteles ubicados en la llanura reciben  4.300 pesos directamente de la Provincia, más otros 3 mil pesos vía la federación de bomberos. En tanto, los cuarteles ubicados en zonas serranas perciben 10 mil pesos del gobierno y otros 6 mil a través de la federación.

“No sabemos en qué va a terminar todo esto. Espero que termine bien, porque si no, el sistema bomberil se cae, sobre todo en las instituciones más pequeñas”, consideró Juan Carlos Saharrea.

La Federación de Bomberos de Córdoba pidió una audiencia con De la Sota ayer mismo, y si no hay soluciones en 48 horas, no descarta tomar medidas de fuerza.
Por su parte, Osvaldo Monge, tesorero de los Bomberos de Río Cuarto, aclaró que el convenio por el control de los azudes del río Cuarto no está incluido dentro del plan “verano seguro”, y que por lo tanto no se vería afectado.

“Funciona por separado”, explicó, y seguidamente informó que las tareas que en principio debían comenzar el 16 de diciembre pasado, todavía están a la espera de la firma del convenio con la Provincia.

El plan verano seguro les gira dinero a los  cuarteles por diferentes contraprestaciones, como por ejemplo custodia de los ríos y tareas de prevención en las rutas.

Monge indicó que reciben un aporte fijo, de “18.750 pesos por mes, para pagar las contraprestaciones”. Ese dinero, en un 80 por ciento, se usa  para personal, y  el resto es para combustible. Río Cuarto tiene siete personas afectadas al plan “verano seguro”.

De la Sota recibirá a los bomberos por la suspensión del plan “verano seguro”

Hoy habrá una audiencia en Córdoba donde participarán los 161 cuarteles de la provincia. Lo había pedido la Federación días pasados. Reclamarán que se les siga aportando a los cuarteles

El gobernador De la Sota convocó a los jefes de todos los cuarteles de la provincia a una reunión de urgencia para abordar la problemática del plan “verano seguro”, suspendido recientemente. Cabe recordar que el lunes pasado, la Federación de Bomberos Voluntarios de Córdoba le había pedido una audiencia en un plazo no mayor a 48 horas; es decir, antes de este jueves.

La información llegó anoche a última hora: el gobernador De la Sota conovocó a los jefes y subjefes de todos los cuarteles de la provincia para tratar el conflicto suscitado con la suspensión del plan “verano seguro”.

La audiencia será mañana a las 11 en la sede de la Gobernación, en Córdoba capital. Por cada uno de los 165 cuarteles que tiene el territorio provincial, asistirá un jefe o un segundo jefe.

La información la suministró Rogelio Ferrario, de Bomberos de Río Cuarto, que participó anoche de una reunión de la Regional 5, que nuclea a las dotaciones de la zona, en Alcira Gigena. El tema era precisamente qué iba a pasar con el plan de verano y con los aportes que la Provincia envía por las contraprestaciones. Allí mismo, recibieron una comunicación en la que les informaron de la reunión con carácter de urgente.

Ferrario señaló  que el mensaje fue escueto, y que no les indicaron cuáles serían los temas de agenda en la audiencia. Sin embargo, la reunión cae justo en medio del malestar por el recorte del plan.

“Esperamos una oferta”

“Esperamos que durante la reunión haya una oferta del gobernador”, manifestó Ferrario, anoche al cierre de esta edición.

Pero, más allá de esto, señaló que las entidades acordaron que le van a plantear a De la Sota que atraviesan por necesidades económicas y que, en este sentido, el plan “verano seguro” les resulta útil. En este sentido, destacó que por esa vía, más allá de ser por el sistema de contraprestaciones, “ingresa un dinero a los cuarteles”.

“Lo que nosotros planteamos es que no se baje el aporte de la Provincia a los cuarteles; se llame plan de verano o como se llame”, concluyó Ferrario.

Deje un comentario