Ante la demora en la llegada de las estructuras móviles, se debió unir a los chicos de divisiones inferiores y optimizar el espacio para evitar más pérdidas de días. La Provincia aún no envió el mobiliario prometido
 Con las camperas y las remeras de la promoción recién estrenadas, los estudiantes de 6º año del Ipet 127, anexo Alejandro, comenzaron antes de ayer oficialmente las clases, al igual que sus compañeros de 5º año, pero se encontraron con que las aulas móviles no llegaron y debían acomodarse en el poco espacio que tiene el establecimiento. Más aún, carecían de bancos y sillas.

Aún así los chicos decidieron quedarse y cursar, a la espera que la Provincia cumpla con lo prometido una semana atrás, cuando se confirmó la llegada de tres aulas móviles que se utilizarán hasta tanto se ejecuten las obras de ampliación edilicia.

“Toda nuestra comunidad educativa ha puesto mucha voluntad y predisposición. A pesar de las dificultades siguen esforzándose y los chicos demuestran día tras día su interés por continuar”, señaló el director, Oscar Gallone.

Esta semana comenzó el nombramiento de los docentes pero quedan aún algunos cargos por cubrir.

Sin embargo, una de las dificultades que siguen sin resolverse es la falta de espacio físico para el dictado de clases.

Por tal razón, en los cursos inferiores se  decidió unificar divisiones en una misma aula, para poder contar con espacio para los alumnos de 5º y 6º grado. Esto ocurre en tercer año, divisiones  A y C, que reciben clases en un mismo espacio físico. Lo mismo ocurre con otros años.

Mientras tanto, ayer, en su primer día de clases, los estudiantes de quinto y sexto año debieron improvisar bancos y mesas ya que el
mobiliario con el que cuenta el colegio resulta insuficiente.

Cabe recordar que la Provincia, a través de la subdirectora de Planeamiento, Ana María Tabasso, había prometido enviar de inmediato 35 mesas dobles y 70 sillas, pero hasta el momento no llegaron.

Es por ello que desde la cooperadora escolar se decidió comprar algunos bancos a una empresa de Río Cuarto, los cuales estarían llegando en el transcurso del día de hoy. &Proxy-Connection: keep-alive Cache-Control: max-age=0 quo;Hay alguna dificultad para traerlas, pero sabemos que conseguiremos el transporte”, señaló el director.

A pesar de todas estas limitaciones los chicos de sexto año hicieron del día de ayer una jornada particular al presentarse al colegio con la remera y campera que los identifican como la primera promoción que tendrá el anexo Alejandro.

Los trabajos

Una empresa contratada por el Ministerio de Educación lleva adelante por estos días las obras del salón para actividades de los talleres, y queda para el inicio la construcción de las aulas prometidas, pero para lo cual se está modificando el proyecto original.

Mientras se espera la continuidad de todo el plan de trabajo, los padres y alumnos reiteran cada miércoles la reunión donde evalúan el avance de las tareas y las necesidades que van surgiendo en el colegio.

Deje un comentario