La fiscal de segundo turno de Villa María Juliana Companys imputó hoy al intendente de Villa María en uso de licencia Martín Gill, por violar la cuarentena participando de una fiesta familiar que superó las 10 personas permitidas.

De esta forma Gill se convierte en el segundo jefe municipal de Córdoba después de su colega de Cruz del Eje Claudio Farías, en ser imputado por no cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio, participando de fiestas o reuniones sociales con una cantidad de participantes superior a la permitida.

La fiscal imputó además de Gill, actual secretario de Obras Públicas de la Nación, a otras 13 personas que participaron de la misma celebración familiar.

A partir de esta acción judicial de la fiscal, Gill podrá ejercer su defensa y explicar por qué razón participó del encuentro familiar sin saber que ya portaba el virus de Covid-19.

Deje un comentario