Un policía que se desempeñaba la comisaría distrito Canals, fue detenido y se lo trasladaría a la penitenciaría de Bouwer, luego de que fuera acusado por su pareja por un violento ataque para robarle su celular.

El episodio habría sido muy violento, las versiones indican que el agente le habría puesto un cuchillo en el cuello a la víctima y la habría amenazado con una pistola. También le habría propinado golpes dejándola semi inconsciente y con varias marcas en el cuerpo.

Ante la denuncia efectuada, la Fiscalía de instrucción de La Carlota habría ordenado su inmediata detención y el traslado hacia esa cárcel.

Deje un comentario