Se levantó la amenaza de paro de Aoita tras un acuerdo con los empresarios

By 5 mayo, 2019Actualidad

El acuerdo fue anunciado este domingo por el Secretario de Transportes de la Provincia, tras arribar a un ofrecimiento del 18 por ciento de aumento que regirá a partir del mes de julio. Se trata de 422 servicios que funcionarán con normalidad.

Los pasajeros de los 422 servicios interurbanos que funcionan en la provincia de Córdoba van a poder descansar tranquilos este domingo, tras el anuncio del Secretario de Transporte de la Provincia, Gabriel Bermúdez. Es que, alrededor de las 20, en una jornada maratónica que protagonizaron la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (Aoita), la Federación de Empresarios del Transporte (Fetap) y la cartera provincial que encabeza Bermúdez, se arribó a un consenso en la puja salarial por la recuperación del poder adquisitivo que advirtió el gremio de los transportistas. Aoita va a firmar un acuerdo por un 18 por ciento de aumento escalonado hasta julio.

Si bien no se conocieron los pormenores del acuerdo, Transporte explicitó que hubo una propuesta superadora de parte de los empresarios. «Con el nuevo cuadro, se va a llegar al 18 por ciento de incremento salarial a partir de julio, distribuídos por un 7,5 a partir de mayo, 7,5 a partir de junio y 3 puntos por centuales a partir de julio. Si bien no habrá cláusula gatillo, seguramente se va a incorporar una cláusula de revisión. De esta manera evitamos un gran problema para los usuarios», ratificó el funcionario.

El pasado jueves, tras la conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo de la Nación, se activaron todas las alarmas cuando Aoita ratificó su intención de recurrir al paro por el fracaso de la mesa de negociación. El reclamo salarial de los choferes se produce en el contexto de una merma en los subsidios y una caída de las frecuencias del transporte interurbano.

“No se llegó a un acuerdo con los empresarios en Buenos Aires. Y el cuerpo de delegados consideró insuficiente la oferta, que decidió por unanimidad no aceptarla. Habrá una medida de acción directa”, había dicho Herrera el sábado en diálogo con La Voz cuando confirmó la medida de fuerza.

El gremio –que asevera que el poder adquisitivo de los salarios cayó en relación con la inflación de 2018– solicitaba una recomposición del ocho por ciento por la pérdida del valor salarial, un 18 por ciento de aumento para el primer semestre de 2019 y la aplicación de una “cláusula gatillo”. El empresariado, a diferencia de las expectativas de los agremiados, ofrecía montos no remunerativos y, además, incorporar un 10 por ciento al salario básico en junio.

Dejar un Comentario