Tras la lluvia, varios caminos rurales quedan intransitables

By 31 octubre, 2018Regionales

Con registros superiores a los 100 milímetros en la zona de Sampacho, La Carolina y Gigena, se convirtieron en lodazales. En Las Albahacas se cayó el techo del Centro Cultural

ras el paso de un frente de tormenta con caída de abundante agua, granizo y viento, los caminos rurales en la zona de Alcira Gigena, Sampacho y La Carolina quedaron intransitables y ayer los consorcios camineros intervenían para recuperarlos.

También el fenómeno climático generó destrozos en el Centro Cultural de Las Albahacas, donde el techo cedió al peso de las piedras acumuladas.

En cuanto al estado de los caminos, al norte de Sampacho la lluvia fue muy abundante  y provocó el anegamiento de amplios tramos. En La Carolina El Potosí cayeron unos 90 milímetros. Al norte de Sampacho, 120, y al noroeste de Suco, 180. En territorio puntano, la intensa pedrea afectó Juan Llerena, La Toma y San José de El Morro, en territorio puntano.

Daniel Bressán, presidente del Consorcio Caminero 146 de Sampacho, explicó que se interrumpió transitoriamente el paso entre esta localidad y La Carolina El Potosí. “Los autos no pasan. Sí podrían hacerlo algunas camionetas, pero hay mucho barro. Hay que esperar que deje de llover y que baje la gran humedad”.

Las máquinas viales acudieron para salir de la emergencia, pero  se aclaró que mientras las malas condiciones climáticas persistan, resulta difícil poner en condiciones los caminos de tierra.

Otro de los inconvenientes ocasionados por el temporal fue la caída de postes de luz que llevan el servicio a los campos, interrumpiendo el servicio por algunas horas.

En cuanto a los arroyos, crecieron en su caudal, y ayer por la mañana los Bomberos Voluntarios de Alpa Corral recorrían la zona para verificar el estado de los cauces serranos.

“Nos hacía falta la lluvia, aunque a la naturaleza no la podemos manejar y se originaron inconvenientes en la red de caminos”, informó Sergio Del Turco, productor rural de las regiones de Las Cortaderas (oeste de Suco)  y directivo de la Regional 16º de Consorcios Camineros. Allí y hacia las regiones de Laguna Seca, al norte de Suco, cayeron 180 milímetros.

“Hay tramos de caminos que tienen más de un metro de agua. Sucede que llovió de golpe. La colonia es grande y hemos hecho obras viales que han sido muy útiles en el mejoramiento de la red, pero, ahora (por el martes) debemos esperar que bajen las aguas e iniciar la reconstrucción de los caminos”, agregó Sergio Del Turco.

Una importante franja de la zona rural al este de San Luis límite con Córdoba sufrió una fuerte pedrea, con unos 30 centímetros de granizo. El meteoro afectó la zona de la población de Juan Llerena, La Toma, La Punilla, alrededores de Achiras.

Al mismo tiempo, Monte Maíz, Pascanas, Wenceslao Escalante y Laborde, en el sudeste provincial, debieron padecer un prolongado corte de energía eléctrica, por daños en el tendido de cables.

Desagües saturados

Una vez más, Alcira Gigena sufrió los embates del clima, y aunque no de la magnitud de la tormenta de días atrás, hubo anegamiento en caminos rurales.

Alberto Meneguzzi, tesorero del Consorcio Caminero, dijo que los inconvenientes fueron menores. “Se acumuló mucha agua y piedra, porque cayó en abundancia y en poco tiempo. No dio tiempo a los desagües”, precisó a Puntal.

Maquinarias viales despejaban la piedra acumulada en el “Camino de las Lomas”, a unos 5 kilómetros al norte de Alcira. Se trata de la franja más afectada por el granizo, que se extendió más al norte, hasta el sector del peaje Tegua.

Reclamo de Las Albahacas

En Las Albahacas la tormenta arrasó con el techo del Centro Cultural, que cedió al peso de la piedra acumulada; asimismo hubo daños en el corralón municipal, donde parte de su estructura se venció, además del acceso seriamente dañado y varias calles destruidas.

También el meteoro arrasó con barandas de dos puentes.

Carlos Murúa, el jefe comunal, manifestó su preocupación por los caminos que han quedado muy afectados, y sostuvo que será el Consorcio Caminero el que va a tener que arreglar la entrada al pueblo.

Según el intendente, el ingreso a la localidad está muy deteriorado y tras la lluvia el problema se agudizó.  “Había 700 metros de agua, y es porque no se hacen los trabajos en tiempo y forma, más allá de que llueva mucho, no realizan los by pass como corresponde. Hoy (por ayer) fui al Centro Cívico a presentar el reclamo para que la Provincia intime al Consorcio, porque nosotros ya no podemos seguir haciéndonos cargo. Esta vez se necesita maquinaria y muchos recursos”.

Ayer, el mandatario junto con trabajadores recorrieron el pueblo relevando los daños.

Gentileza: Puntal

Dejar un Comentario