Preocupa seguidilla de robos en campos de Alejandro

By 18 octubre, 2018Regionales

 

Algunos productores colocaron carteles en las tranqueras, en los que contabilizan los hechos. Los delincuentes llevaron cereal, herramientas y hasta faenaron novillos

Una sucesión de hechos delictivos en campos próximos a la localidad de Alejandro Roca genera preocupación entre los productores agropecuarios, quienes solicitan urgentes respuestas a la Policía.

La indignación de los empresarios rurales por la continuidad de casos llevó a algunos a colocar un contador de robos en la tranquera de ingreso a sus campos. Hay algunos casos en los que registran el triste récord de cinco en menos de tres años.

Los productores consideran que la zona es “tierra de nadie” y pese a una reunión concretada a principio de mes en Alejandro con la cúpula policial de la Unidad Departamental Juárez Celman, no hubo un freno a los casos de inseguridad.

En la noche del martes se registró un robo de más de diez mil kilos de maíz en un campo ubicado en el acceso a Alejandro Roca, a unos 6 kilómetros al este del pueblo.

Los delincuentes ingresaron al establecimiento rural y tras romper un silobolsa se llevaron un chasis completo.

El primer robo de soja fue hace unos diez días, en un campo ubicado a unos 4 kilómetros al oeste de la localidad. En el lugar, tras romper el silobolsa, cargaron unos 12 toneladas de cereal.

El segundo fue hace unos cinco días, en un campo ubicado sobre la ruta 8, apenas a unos 7 kilómetros al oeste de Alejandro, siguiendo la misma modalidad.

En otros campos se llevaron agroquímicos, herramientas varias, maquinarias y se ha producido robo de animales.

En el caso del campo “La Copeta”, en un año se contabilizaron tres robos, especialmente agroquímicos, herramientas en gran cantidad, motosierras, hidrolavadoras, y en la última ocasión se llevaron hasta el sistema de grabación de las cámaras que había instalado el propietario del campo para  descubrir a los autores de los hechos.

El establecimiento rural está ubicado entre Alejandro Roca y Las Acequias.

En otro campo, el cartel refleja que sufrieron cinco robos en un lapso de tres años.

Un productor comentó que la presencia de la patrulla policial se observa una vez al día, a primera hora de la noche, pero luego es como que los campos “son tierra de nadie” y los delincuentes operan con “tranquilidad”.

Aseguran que tras los hechos se llegan los móviles, personal de investigaciones, pero no se logró esclarecer ningún caso.

El otro que genera preocupación entre los productores agropecuarios de la zona  se cometió en un campo ubicado a unos 15 kilómetros al sureste de Alejandro Roca.

Los ladrones se apoderaron de herramientas varias, dos novillos que fueron faenados en el mismo lugar, de los que dejaron las vísceras, el cuero y la cabeza, y dos conejos.

También se halló un novillo   pampa colorado muerto, sin faenar.

A pocos kilómetros del lugar, en un galpón de una estancia en Bengolea, se produjo un millonario robo de agroquímicos y bolsas de semillas de maíz.

FUENTE:Puntal

Dejar un Comentario