Agua y política.

By 9 septiembre, 2009Regionales

fotito
El pasado lunes el honorable Consejo deliberante no aceptó las renuncias que habían presentado los integrantes del directorio del SerMas. Santiago Piñeyro uno de los tres directores del ente autárquico, ante el requerimiento periodístico, mostró su satisfacción por el aval que recibía de parte de los ediles.

Luego de presentar un balance de su gestión, el director dijo que el HCD quedó gratamente sorprendido por el accionar del SerMas lo que motivó el pedido hacia los tres directores para que continuaran en su cargo.

Con respecto a su relación con el ejecutivo municipal dijo que es muy buena y que luego de haber acordado en su entorno familiar la posibilidad de continuar en su función más el visto bueno del Concejo Deliberante, decidió continuar al frente del ente encargado de los servicios de agua y cloacas de la comunidad.

Por supuesto, que no escapa a la mirada de los vecinos, que no hay un buen entendimiento entre el ejecutivo municipal y la cúpula del SerMas, por ello las renuncias. Tampoco pasa desapercibido que la bancada oficialista en el concejo deliberante no acompañó al intendente Pretto en la decisión de remover a los directores, un hecho inédito, ya que siempre los ediles oficialistas se mantuvieron encolumnados detrás de los proyectos que presentara el titular del ejecutivo.

Javier Pretto gobierna la ciudad desde el año 2001 y en este mes de septiembre su tercer período entra en la etapa final. Se avecina un enmarañado tiempo polí­tico con vistas a las elecciones 2011, resta saber si el líder ucedeísta puede contener al bloque de Unión por Córdoba (al que hasta ahora supo conducir con su habilidad polí­tica), o por el contrario, si comenzará a transitar por un camino de espinas. Si se da lo primero veremos emerger la figura del presidente de los demócratas, quien aún tiene obras para mostrar en la ciudad. Pero si ocurre lo segundo en su camino al punto de llegada y el brillo se atenúa, entraremos los carlotanos a formar parte de un juego por poder que como en todos los casos, no beneficia a la ciudad.

Dejar un Comentario

Next Post