Durante horas del mediodía de este miércoles 14, un ascensor en el edificio del centro comercial Paseo Ribera Shopping se precipitó desde el segundo piso.

El jefe de Bomberos Voluntarios, Guillermo Rafti, explicó a Puntal AM! que el incidente tuvo origen en un acto de negligencia por parte de nueve jóvenes que subieron a un ascensor cuya capacidad es de hasta cuatro personas, excediendo así por más del doble el peso admitido por el habitáculo.

Rafti explicó que producto de la sobrecarga el ascensor terminó en el sector del subsuelo.

“Ese ascensor se precipita por un exceso de personas que subieron al mismo. En el mismo está bien detallada la cantidad de personas admitida, que son 4. Acá han subido nueve adolescentes excediendo el peso máximo”, dijo el jefe de Bomberos.

Para agregar: “Gracias a Dios que el sistema de seguridad funcionó correctamente, y si bien fue un golpe en seco, no tuvo las consecuencias que hubiese tenido si la caída se hubiera registrado al vacío”.

Rafti destacó también que el protocolo de seguridad funcionó perfectamente y que en pocos minutos fueron convocados tanto las ambulancias como el cuerpo de Bomberos.

Hay dos jóvenes de entre 17 y 19 años heridos producto del siniestro que fueron trasladados al Hospital San Antonio de Padua por el servicio de emergencias médicas. Uno de ellos habría registrado una fractura en uno de sus tobillos.

Una dotación de Bomberos trabajo en el lugar asistiendo el siniestro que captó la atención de los transeúntes.

Deje un comentario