El 16 de febrero de 1997 el Turismo Carretera corrió por última vez una competencia en un trazado de rutas. Fue en el ‘Triángulo del Tuyú’, en Santa Teresita, por la primera fecha del campeonato de esa temporada. Antes de eso, y especialmente de los graves accidentes ocurridos en las temporadas anteriores en los circuitos semipermanentes, las mayores atracciones de la “máxima”, eran en ese tipo de escenarios.

De esa manera, dos veces la categoría más atrayente del automovilismo nacional visitó La Carlota. Este miércoles hace 47 años de la última oportunidad, que tuvo como ganador al enorme Juan María Traverso con un Ford Falcon.

Fue por la séptima fecha de la temporada 1974 y Traverso empezaba a escribir su historia grande en la categoría al conseguir su cuarto triunfo. Por primera vez ganaba fuera de la provincia de Buenos Aires y repetía victoria en una misma temporada, ya que los anteriores festejos del “Flaco” habían sido el 29 de octubre del 72 y el 11 de noviembre del 73, ambas en el trazado bonaerense de 25 de Mayo. En el 74 ya se había impuesto el 7 de abril, en Olavarría.

Luego se convertiría, con 6 títulos en el tercer piloto más ganador de la categoría, por detrás de los 9 de Juan Gálvez y los 7 de Guillermo Ortelli. También se encuentra en el tercer lugar entre los que más carreras festejaron, con 46, por debajo de las 56 de Juan Gálvez y las 50 de Roberto Mouras.

Con el correr del tiempo, Traverso y el sur cordobés tendrían un romance escrito con las victorias y hazañas realizadas por el piloto de Ramallo en el Autódromo Parque Ciudad de Río Cuarto, en el que ganó 2 carreras de Turismo Carretera y 8 de TC2000

La del ’74 fue la primera temporada en la que Traverso arrancaba manejando el Ford del equipo oficial, ya que en 1973 había comenzado compitiendo con un Torino 380 W de su propiedad, y luego, tras el fallecimiento de Nasif Estéfano, la marca del “óvalo”, lo lleva en su reemplazo al equipo oficial.

El esa carrera, el Falcon del “Flaco de Ramallo” fue seguido por otro Ford, el de Héctor Gradassi, quien resultó ser el campeón de la temporada, y completó el podio Carlos Pairetti.

La organización del evento estuvo a cargo de la Asociación Cordobesa de Volantes, junto al Automoto Club Ricardo Risatti de Laboulaye y el Club Atlético y Biblioteca Central Argentino de La Carlota. Dirigentes del club laboulayense estaban observando el trazado para la edición 1973, cuando el dato llegó al dirigente José Vignoni, del club de La Carlota y allí comenzaron las tratativas.

Se armó la subcomisión de automovilismo en Central y de la mano de esos dirigentes llegaron 3 competencias de relevancia nacional como fueron el Turismo Carretera en 1973 y 1974 y el Turismo Nacional en 1973.

Uno de los integrantes se ese equipo de trabajo que se conformó fue Daniel Bies, “hicimos el curso de banderilleros en Córdoba”, relata el ex mecánico carlotense.

Bies recuerda haber estado en el taller del servis oficial de Ford en La Carlota, y cuenta: “Cuando llegó el auto de Traverso estaba fallando y vi algo que me sorprendió del ‘Polaco’ (José Miguel) Hercerg (Director del equipo Ford que ganó 7 títulos consecutivos), pidió que lo tuvieran acelerado, se mojó los dedos con la lengua y tocando las salidas de escape detectó que la falla estaba en la bujía 5”.

El circuito, denominado Ricardo Risatti, constaba de algo más de 43 kilómetros. La largada y los boxes estaban ubicados unos tres kilómetros al Este del cruce de las rutas Nacional 8 y Provincial 4, sobre la vieja traza de la primera. Desde allí los bólidos partían hacia el este, pasaban frente al desaparecido Club El Dragón y la escuela rural Manuel Belgrano y tras cruzar el ‘puente de Olmos’ retomaban por la nueva traza de la ruta 8, pasando por la ‘laguna La Brava’, y las zonas rurales ‘Las Lomitas’ y ‘Colonia La Legua’. Fueron 8 vueltas.

El atractivo era el duelo entre los Ford del equipo oficial, dirigidos por Miguel Herceg y la Dodge de los hermanos Suárez. Traverso tomó la punta por tiempo rápidamente y terminó ganado con un promedio de 219.982 km/h, de promedio. El récord de vuelta fue compartido entre Gradassi y el ganador con 11m 38s 6/10 a un promedio de 224 km, 162 metros por hora.

La clasificación final fue la siguiente:

1º Juan María Traverso (Ford): 1h 34m 58s 1/10
2º Héctor Luis Gradassi (Ford): a 10s 1/10
3º Carlos Pairetti (Dodge): a 37s 5/10
4º “Hnos. Suárez” (Dodge)
5º Antonio Lizeviche (Dodge)
6º Rodolfo Marincovich (Chevrolet)
7º Jorge M. Boero (Chevrolet)
8º Osvaldo Bianchi (Dodge)
9º Francisco Politano (Dodge)
10º Ricardo Iglesias (Ford)

Iglesias había ganado en el 73

Menos de un año antes, el mismo circuito había recibido “La Vuelta de Laboulaye”, por la octava fecha de la temporada. El 22 de julio de 1973 y el triunfo había quedado en manos de Juan Carlos Iglesias (Ford Falcon), generando una gran polémica al desconocer la orden del equipo para entregarle la punta a Nasif Estéfano, quien lo escoltaba.

Antes del final de esa temporada Estefano fallecería en un grave accidente, pero los puntos conseguidos hasta ese momento le alcanzaron para ser campeón post-mortem, de no haber sido así, seguramente la desobediencia de Iglesias en La Carlota habría pasado a la historia como la una traición irreparable.

El podio de esa primera competencia en tierras carlotenses había sido el siguiente:

1º Juan C Iglesias (Ford Falcon): 2h 27m 4s
2º Nasif Estéfano (Ford Falcon): 2h 27m 9s 7/10
3º Miguel Parodi (Dodge Valiant): 2h 28m 28s 4/10

Con el tiempo, las carreras en ruta desaparecieron, el TC pasó a ser exclusividad de los autódromos, allí Rio Cuarto se convirtió en uno de los circuitos más importantes. Hoy el regreso de la “Máxima” al Imperio es un sueño constante, y las carreras en los callejeros parte de la historia del más emocionante automovilismo argentino.

.

Fuente: altoquedeportes.com.ar

Deje un comentario