Las autoridades sanitarias evalúan aplicar más restricciones en todo el territorio provincial y serían anunciadas sobre finales de la semana en curso.

Según dan cuenta los medios capitalinos, se estima que las mismas redundarán en mayores limitaciones a las actividades recreativas nocturnas y deportivas, en la suspensión de las reuniones familiares y sociales por al menos dos semanas, y en la limitación a las actividades extraescolares que conforman la “periescuela”.

Los cambios podrían empezarían a regir desde el próximo viernes por la noche, según da cuenta el medio La Voz. En paralelo, se reforzarán los testeos, con operativos de toma de hisopados masivos en toda la provincia, y se instalarán carpas de atención prehospitalaria en dos corredores que muestran un crecimiento crítico de contagios: el del sudeste provincial y el de Sierras Chicas, desde Río Ceballos hasta La Granja.

Voceros del equipo de Salud indicaron a ese medio que la limitación al funcionamiento nocturno de bares no afectaría a los restaurantes. En tanto, la suspensión de actividades deportivas y recreativas grupales apuntaría en especial a los torneos de fútbol.

También se implementaría un cierre temporal de salones de fiestas y eventos como bautismos, casamientos o cumpleaños infantiles, y 15 días sin reuniones familiares.

Deje un comentario