La CGT, la CTA de los Trabajadores, la UIA y las cámaras patronales convinieron ayer martes un aumento del 35 por ciento del salario mínimo, vital y móvil, aunque en siete tramos, por lo que se elevará desde febrero próximo a poco más de 29 mil pesos, confirmaron a Télam los voceros gremiales.

Ambas centrales sindicales y el sector empresario convinieron el pago de un 9 por ciento en el presente mes de abril, 4 en mayo, 4 en junio, 3 en julio, 5 en septiembre, 5 en noviembre y un 5 por ciento final en febrero de 2022, con una cláusula de revisión en septiembre.

Cabe destacar que las centrales obreras anticiparon que solicitarían un 40% de incremento sobre el Salario Mínimo, lo que no fue aceptado por las cámaras patronales, pero sirvió de base para la negociación, que terminó un 5 puntos porcentuales por debajo de esa cifra.

El ministro Arroyo concluyó que el aumento «no es suficiente», pero si que es una «mejora» para muchos en el país.

Respecto al tema, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, calificó hoy como «un avance» el aumento del 35 por ciento en el salario mínimo, vital y móvil, dispuesto ayer en el marco del Consejo del Salario, al evaluar que el aumento «fija una mejora para seis millones de personas».

«Evidentemente no es suficiente, pero es un avance porque fija mejora de ingresos para seis millones de personas en la Argentina», definió el funcionario.

Deje un comentario