Este viernes, la secretaria de Comercio Interior Paula Español afirmó que el Gobierno se encuentra analizando un nuevo incremento de las retenciones a las exportaciones de alimentos y que esto “forma parte del abanico de medidas”.

“Hay un conjunto de herramientas, esta es una herramienta más macroeconómica, pero hay otras que tiene que ver con herramientas sectoriales, otras con determinados acuerdos con precios y negociaciones y otras más específicas como mecanismos de ferias móviles”, explicó.

“Nos preocupa el dato de que una familia necesite 60.784 para no ser pobre”, expresó Español en referencia a la inflación y explicó: “Las presiones en el precio de los alimentos las tiene todo el mundo. Argentina produce alimentos y los exporta. El problema es desacoplar los precios de exportación del precio interno», dijo en declaraciones a radio El Destape.

En este sentido, la funcionaria puntualizó que “hay que tomar medidas como los cupos, las retenciones o las declaraciones juradas”, reconoció que “el aumento de retenciones está en análisis” e informó que “hay dos elementos que cuando se hizo el presupuesto no tenían esta magnitud: la segunda ola y la suba de los precios internacionales”.

“La previsión de inflación sigue siendo la del presupuesto. El girasol en un año subió 135% en dólares. Lo mismo pasa con la soja y el maíz. Todas esas presiones son mayores”, precisó Español, quien detalló: “Estamos trabajando para que frene el aumento de la carne, con el sistema de declaraciones juradas para exportar y otras medidas”.

Para finalizar, la secretaria advirtió: “No me va a temblar el pulso para tomar las medidas que haga falta para cuidar los precios”. Cabe recordar que tiempo atrás había amenazado primero con cerrar las exportaciones de la carne si los precios internos seguían subiendo y luego con subir las retenciones.

Paula Español, al frente de la Secretaría de Comercio Nacional.

Este lunes el Gobierno nacional publicó en el Boletín Oficial la resolución que establece nuevos controles sobre las operaciones de carnes, granos y lácteos. De esta forma se incrementó la supervisión sobre las exportaciones en medio de su combate contra la inflación.

Con el 4,8% de inflación de marzo, la Resolución 60/2021 fija requisitos adicionales para la inscripción de las exportaciones en el Registro de Operadores de la Cadena Agroalimentaria (RUCA) y obliga a cumplir con más trámites para exportar.

Entre los nuevos requisitos figura detallar las cuentas bancarias y los movimientos de los últimos seis meses, junto con la obligación de precisar si han tomado alguna línea de financiación.

Por su parte, desde el complejo oleaginoso indicaron que las empresas tradicionales ya cumplen con esas exigencias, por lo que las nuevas medidas parecen apuntar más a las compañías que empiezan en este negocio.

Deje un comentario