La discusión por el sostenimiento de la presencialidad de las clases en las instituciones educativas se acrecienta a medida que avanza la segunda ola de contagios en Córdoba. En este sentido, desde la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) advirtieron este lunes que ya se comenzaron a dar “suspensiones temporales” en el interior provincial.

“Hoy se conoció que ya se han implementado suspensiones temporales y focalizadas de la misma en, al menos, tres departamentos del interior provincial”, informaron a través de un comunicado.

Según indicaron desde el gremio esta decisión se tomó “a pedido de las fuerzas sociales y políticas de cada comunidad”. Se trata de una decena de escuelas de diferentes localidades de los departamentos San Javier, Tulumba y Unión.

“El esquema de suspensiones focalizadas y temporales de la presencialdad se impone desde un punto de vista de cuidado de la salud y sostenimiento de la continuidad pedagógica”, remarcaron desde UEPC.

Sin embargo, desde la Provincia insisten en que la escuela sigue siendo un espacio de cuidado.

Fuentes oficiales del Ministerio de Educación de Córdoba resaltaron el dato de que, en la primera quincena de abril, el registro de activación de protocolo arrojó que solamente el 1,3% de las cerca de 63 mil burbujas existentes fueron aisladas.

En este escenario y en base a los datos estadísticos, la Provincia continúa implementando la bimodalidad en el sistema educativo formal obligatorio (inicial, primario y secundario), con la aplicación de protocolo que permite aislar burbujas para prevenir el coronavirus y posibilitar la continuidad de las trayectorias educativas con presencialidad.

Sólo en casos puntuales se indica aislamiento por docentes que se encuentran como casos estrechos o positivos y son personal único, sobre todo en el interior.

Es por esto que lo informado por UEPC fue visto más como algo excepcional, de casos muy puntuales, que como la norma.

Desde el gremio apuntan contra la decisión política de sostener la presencialidad. “Resulta claro que el pretender sostener la presencialidad educativa sin importar las condiciones epidemiológicas que nos impone la pandemia no solo es irresponsable sino es resultado de la pura especulación política. No es tiempo de hacer política con la pandemia”, concluyeron.

Deje un comentario