Los concejales Cristián Piussi y Beatriz Malatini, de Crecer por La Carlota, impulsan un proyecto de tratamiento de residuos eléctricos y electrónicos en la ciudad.

La iniciativa, que aún debe ser tratada por el cuerpo legislativo carlotense, propone la prohibición en el ámbito local del tratamiento de pilas, baterías, residuos eléctricos y electrónicos como residuos comunes, por ser estos residuos tóxicos comprendidos bajo la Ley Nacional N° 24.051 de residuos peligrosos.

«Entiéndase a los efectos de la presente Ordenanza por: 1) Pilas y/o micro pilas a aquellos elementos generadores de energía eléctrica de tamaño reducido, como: a) Pilas botón; b) Pilas cilíndricas o secas de uso hogareño; y 2) Residuos de los denominados línea gris, a todos los elementos de características similares que se utilicen para el funcionamiento de artefactos electrónicos como CPU de computadoras, mouse, pantallas, teclados, impresoras, notebook, notepads, fotocopiadoras, fax, calculadoras, teléfonos celulares, contestadores automáticos, radios, televisores, videograbadoras, amplificador de sonidos y juguetes en cuya fabricación se emplean elementos tales como: Mercurio, Cadmio, Zinc, Plata y Litio», aclaran en la iniciativa», se manifiesta en el escrito del proyecto.

Asimismo, proponen la creación de un centro de acopio de estos residuos eléctricos y electrónicos que funcionará en un predio que designe el Departamento Ejecutivo Municipal para los fines propuestos en la presente Ordenanza.

«Dispóngase para su almacenamiento transitorio, como paso previo a su disposición final, de recipientes y/o contenedores de acopio en Edificios Públicos y un número reducido de locales comerciales dedicados a la venta y reparación de artefactos descriptos en el artículo segundo de la presente Ordenanza, previa solicitud de autorización respectiva», mencionan en otro de los artículos donde además agregan que «los recipientes y/o contenedores deberán ser identificados claramente de modo que no se mezcle con otros residuos».

Y continua el escrito: «El Departamento Ejecutivo Municipal dispondrá de un sistema de recolección de los residuos almacenados en los recipientes y/o contenedores por los distintos lugares de acopio dispuestos en el artículo cuarto, para su disposición final en el Centro de Acopio».

Además se faculta al Departamento Ejecutivo Municipal a celebrar los convenios pertinentes con Empresas especializadas en el reciclado y tratamiento de pilas, baterías usadas y residuos eléctricos y electrónicos.

La iniciativa también hace referencia a la puesta en marcha de «una amplia campaña de difusión del programa de recolección y reciclaje, orientados a informar, comprometer y concientizar a la población respecto de la alta capacidad de contaminación del medio ambiente y las consecuencias nocivas para la salud que traen aparejados el desechar pilas, baterías o cualquier otro residuo eléctrico o electrónico en lugares no autorizados para su disposición final».

Desde Crecer por La Carlota justifican el proyecto debido al «creciente aumento en la producción domiciliaria de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en nuestra ciudad y la inexistencia de un servicio de recolección especial, para acopiar, almacenar, trasladarlos y tratarlos».

También en lo dispuesto por el artículo 186, inciso 7 de la Constitución de la Provincia de Córdoba, Ley Nacional N° 24.051 de Residuos Peligrosos, Ley Provincial N° 8.973; Ordenanza Municipal N° 1714/2014; y lo normado por la Ley Orgánica Municipal en su art. 30 inc. 1; y artículo 60 del Reglamento interno del Honorable Concejo Deliberante.

Deje un comentario