La ministra de Salud, Carla Vizzotti, brindó en la mañana de este martes 6 una conferencia de prensa desde la Casa Rosada en la que expresó que la intención del Gobierno es aplicar una serie de restricciones para reducir la circulación por un plazo de tres semanas, para así completar la vacunación de las personas que integran el grupo de riesgo ante el coronavirus y disminuir la mortalidad.

“Estas próximas tres semanas necesitamos bajar la transmisión para vacunar a quienes tienen más riesgo y bajar la mortalidad”, dijo la ministra Carla Vizzotti ante los periodistas presentes.

Asimismo, Vizzotti remarcó que la misión inmediata es la de establecer medidas focalizadas para “atrasar lo más posible la segunda ola, dar tiempo a la vacunación y reducir la mortalidad”.

“Estas medidas localizadas, intensas, transitorias y oportunas se tienen que aplicar sin impactar en las medidas productivas, comerciales, en acciones de esparcimiento que han demostrado que no son fuente de infección y en la educación y la presencialidad”, aclaró Vizzotti.

Vizzotti enfatizó que “las próximas tres semanas son clave” en el marco de la segunda ola de coronavirus en el país que -dijo- “es un hecho” y, en ese sentido, afirmó que en ese lapso se necesita “un esfuerzo más grande para bajar la transmisión del virus y vacunar a quienes tienen más riesgo”.

La funcionaria, en tanto, reconoció que existe un “aumento sostenido y acelerado” de los casos de Covid-19. En ese sentido, se informó que durante la última semanas se pasó de 48 a 85 la cantidad de departamentos en “alto riesgo” epidemiológico, pasando de 12 millones de personas a más de 25 millones las que viven en esa situación.

La ministra sostuvo que, con las más de 7 millones de vacunas recibidas y las 2 millones de dosis de la última semana, el esfuerzo debe ser estar concentrado en disminuir los contagios, no tensionar el sistema de salud, y dar tiempo a que más dosis lleguen a las poblaciones objetivo.

Vizzotti destacó que la Argentina “haya empezado a vacunar antes del aumento de casos” de esta segunda ola, precisó que ya se inmunizó el 90 por ciento del personal de salud en todo el país con una dosis y a más del 50% de los mayores de 80 años.

En ese sentido, aunque aclaró que el criterio de distribución de vacunas sigue siendo el de la proporcionalidad entre las provincias, afirmó que se estudian ajustes que permitan atender situaciones puntuales, como una mayor cantidad de personas con población de riesgo que habiten en un mismo lugar.

Fuente: Vía País y Télam.

Deje un comentario