La ciudad cordobesa de Río Tercero decidió no adherir al duelo nacional de tres días que fue decretado por el presidente Alberto Fernández tras la muerte de Carlos Menem, ya que el exmandatario fue declarado “persona no grata” por ser sospechoso de haber sido el autor mediato de la explosión de la Fábrica Militar, en noviembre de 1995.

«El 3 de noviembre de 2020, cuando se conmemoraba el 25 Aniversario de las explosiones de la Fábrica Militar, el Intendente Marcos Ferrer firmó el Decreto 638/2020 donde se declaró persona no grata a Menem«, recordaron en comunicado las autoridades de Río Tercero.

Y agregaron: «Cumpliendo con lo dispuesto se informa que se ha resuelto no adherir al duelo nacional y no rendir homenajes a Carlos Saúl Menem, acusado de ser el principal responsable del atentado de la explosiones de la Fábrica Militar de Río Tercero en 1995″.

La explosión

La mañana del 3 de noviembre de 1995 se oyeron tres detonaciones en la Fábrica Militar de Río Tercero. Las dos primeras sucedieron en la planta de descarga y la tercera, y más importante, tuvo lugar en el depósito expedición y suministros. Así, miles de proyectiles acumulados en los polvorines de la fábrica se esparcieron por los barrios de Escuela, Las Violetas, Libertador y Cerino, causando grandes daños.

En un principio, la Justicia orientó la investigación hacia la hipótesis de un accidente, ocasionado por un desperfecto en la manipulación de un montacarga que había determinado que un tambor con trotyl se prendió fuego y se extendió a otros que contenían ese explosivo.

Sin embargo, años más tarde, pericias técnicas determinaron que el trotyl no puede estallar por acción de la llamas, ya que ese material sólo puede explotar con el accionar de un detonador. 

Además a partir de los testimonios recolectados, se estableció que la noche anterior a la explosión, personas no identificadas ingresaron a las instalaciones de Fábrica con el objetivo de «acondicionar los elementos iniciadores del fuego, como asimismo disponer los detonadores y reforzadores necesarios para provocar horas más tarde las letales explosiones».

Otra prueba de la intencionalidad que estableció la Justicia fue la direccionalidad de las explosiones, cuyas ondas expansivas se dirigieron al sur y al este, donde se encontraban los empleados y el polo petroquímico de Río Tercero, que no fue alcanzado por los proyectiles que volaron por el cielo de la ciudad.

Las explosiones tenían como intención ocultar el faltante de municionesEntre 1991 y 1995, el entonces presidente Carlos Saúl Menem firmó decretos para vender armas a Panamá y Venezuela, que sin embargo terminaron en Ecuador y Croacia en operaciones de triangulación.

Municipalidad de Río Tercero en su cuenta oficial de Twitter: LA CIUDAD DE RÍO TERCERO NO ADHIERE AL DUELO La ciudad de Río Tercero decidió no adherir al duelo nacional por el deceso de Carlos Saúl Menem en el día de hoy y que fuera dictado por decreto del gobierno nacional.&- Municipalidad de Río Tercero (@MuniRio3)

En noviembre pasado, cuando se conmemoraron los 25 años de la explosión, el intendente Marcos Ferrer (UCR) firmó un decreto ad referéndum del Concejo Deliberante en el que se declaró a Menem persona no grata. «Estamos convencidos de su participación; todo el proceso fue muy escabroso. La Justicia no depende de nosotros, pero queremos que la memoria colectiva tenga bien claro qué pasó», finalizo el mandatario.

Deje un comentario