El expresidente y hasta hace minutos senador nacional Carlos Saúl Menem murió este domingo a los 90 años tras haber estado varios días internado por una «infección urinaria» que se complicó y obligó a su internación debido a problemas cardiológicos «de base». La noticia fue confirmada  por el entorno del propio Menem, desde donde señalaron que la salud del mandatario tuvo complicaciones en las últimas horas que derivaron en su fallecimiento del hombre que gobernó Argentina durante la década del 90′

Síganme, no los voy a defraudar”, prometió Carlos Menem en su primera campaña electoral que le llevó en mayo de 1989 a la presidencia de Argentina. Fue, tal vez, su frase más célebre, pero a la que sólo el tiempo colocará en su verdadera dimensión. En un país convulsionado –hiperinflación, saqueos, incertidumbre- como el de aquel momento, nadie imaginaba adónde nos llevaría Menem. En julio de 1988 venció a Cafiero y consiguió la candidatura por el peronismo. Y por el deterioro económico que sufría el gobierno de Raúl Alfonsín, el camino hacia el triunfo presidencial estaba abierto. Llevando a Eduardo Duhalde como compañero de fórmula, derrotó al radicalismo que postulaba a Eduardo Angeloz y se consagró presidente en medio de un país convulsionado. No cedieron la violencia, ni los saqueos ni la hiperinflación.

Las condenas

En 2001 estuvo casi seis meses preso en una quinta de su amigo Armando Gostanian, acusado en la investigación por la venta ilegal de armas a Croacia y a Ecuador. Por esa causa fue juzgado y absuelto en 2011. La Cámara de Casación revocó el fallo y se le aplicó una condena a siete años de prisión. Pero otra sala de Casación terminó por absolverlo en 2018, después de una apelación a la Corte, por considerar que se había vencido el «plazo razonable» para el dictado de una sentencia firme.

En 2015 fue condenado a cuatro años y medio de prisión en una causa por supuesto pago de sobresueldos. El año pasado fue absuelto en el juicio por el encubrimiento del atentado contra la AMIA y, poco después, le dieron tres años y nueve meses en una causa por presunto fraude en la venta del predio de la Sociedad Rural, en Palermo. Ninguna de las condenas quedó firme y, gracias a los fueros parlamentarios, siguió siempre en libertad.

Tuvo cuatro hijos. Dos de su primer matrimonio, con Zulema Yoma: Carlos Jr. (fallecido en 1995 un episodio investigado por la Justicia) y Zulemita; uno fruto de su relación con Martha Meza, Carlos Nair; y el último, Máximo, con su segunda esposa, la conductora televisiva chilena Cecilia Bolocco.

Sus últimos años los pasó en un departamento del barrio de Belgrano, donde lo asistió siempre su hija. Mantuvo el contacto permanente con colaboradores de su gestión presidencial e incluso había recuperado el diálogo con sus grandes rivales, como Eduardo Duhalde.

Deje un comentario