Aire acondicionado y COVID-19 ¿Podemos usar el aire acondicionado? La pregunta que surge inmediatamente es si el uso del aire acondicionado y COVID-19 se contraponen. Consultamos a la empresa Surair, la misma es una empresa argentina de climatización con 30 años de experiencia, especializada en Aire Acondicionado y filtrado de aire. Cuenta con clientes como laboratorios Roemmers, Droguería del Sud y Siemens y aquí aclaramos tus dudas.

En este verano de COVID-19 existen dos escenarios posibles: un verano con la ventilación y el distanciamiento recomendados por los organismos de la salud, y un verano sin la ventilación  y los distanciamientos adecuados. Sin lugar a dudas, el primer escenario representa la fórmula óptima para evitar contagios.

La pregunta que surge inmediatamente es si el uso del aire acondicionado y COVID-19 se contraponen. Primeramente, hay que distinguir entre los equipos de gran capacidad que cuentan con una unidad central y los equipos Split.

¿Cómo diferenciamos los equipos de aire?

Las unidades centrales son las que suelen encontrarse en espacios públicos como hospitales, centros comerciales, teatros y cines, donde el usuario final se desplaza y es un ocupante temporal. Estos equipos  trabajan con renovación de aire desde el exterior. Para conocer más sobre estos equipos de aire acondicionado y COVID-19, recomendamos referirse a la guía elaborada por la Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración (ver referencia).

Los equipos Split suelen instalarse en casas, pequeños comercios y  oficinas. Como todo artefacto que tenemos en nuestros hogares, debemos prestarles atención. Cuando aprendemos a cuidar de estos equipos, el aire acondicionado y COVID-19 no representan un problema.

¿Cómo proceder correctamente en el uso del aire acondicionado durante la pandemia?

Para minimizar los riesgos de contagio del aire acondicionado y COVID-19 los expertos sugieren seguir algunas pautas de correcto uso y mantenimiento del equipo.

  • Ventilación adecuada

Ventilar las habitaciones adecuadamente antes, durante y después  de haber mantenido  el  aire acondicionado en funcionamiento. Mantener alguna ventana ligeramente abierta permitiendo el recambio continuo de aire y, de ser posible, la generación de corrientes de aire cruzadas. Estas acelerarán la renovación de aire.

  • Limpieza de filtros

Realizar una  limpieza periódica de los filtros y carcasa. Los filtros son los encargados de retener las impurezas que circulan con el aire. Mantener los filtros limpios permite que el aire esté libre de ácaros y sustancias nocivas. Siempre lo más recomendable es contar con la experiencia de un buen servicio técnico.

  • Velocidad recomendada

Se recomienda que  los equipos Split se mantengan funcionando  a velocidad mínima y de manera continua para evitar alteraciones en el movimiento de aire.

  • Filtros alternativos

Un filtro HEPA (High Efficency Particulate Air filters) puede eliminar el 99,97% de polvo, polen, bacterias, virus. Sin embargo, no todos los equipos Split son adaptables a los filtros HEPA.

  • Dirección del flujo de aire

Verificar que el flujo de aire no llegue a las personas en forma directa. El flujo nunca debe apuntar hacia la gente sino que debe llevar el aire fresco hacia el ambiente.

¿Qué dicen los expertos sobre el uso de aire acondicionado y COVID-19?

En un comunicado oficial, ASHRAE Argentina, el comité Argentino de la Asociación Americana de Ingenieros, nos revela cuál es su postura en la relación del aire acondicionado y COVID-19 durante el verano en Argentina. Concluye sosteniendo que los aires acondicionados “… Usados adecuadamente pueden ayudar a mitigar la expansión de la enfermedad…” (Sic)

¿Qué más debemos hacer?

  • Estar informados

Siempre seguir los consejos de las entidades responsables de la salud. Estar atentos a las últimas noticias.

  • Evitar el hacinamiento y lugares cerrados

Siempre evitar los ambientes cerrados y muy concurridos. Optar por lugares abiertos y con buena circulación de aire fresco.

  • Aprovechar el buen tiempo

De ser posible, aprovechar los espacios al aire libre en la época estival. Comer en el jardín o el balcón, juntarse con amigos en lugares abiertos y hacer paseos son buenas maneras de evitar los ambientes cerrados y con poca circulación de aire.

 Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que todos los lugares con gran circulación de gente, como hospitales, hoteles, escuelas y lugares de trabajo, mantengan una constante ventilación. Esta puede ser llevada a cabo por medios naturales o mecánicos.

Y como último recordatorio, siempre usar barbijos, lavarse las manos con frecuencia y mantener una distancia de un par de metros con la persona más cercana.

Si somos conscientes de cómo tenemos que actuar para minimizar los riesgos de contagio de coronavirus y si tomamos los recaudos necesarios en el manejo de nuestros equipos de frío, el uso del aire acondicionado y COVID-19 no debería representar  riesgo de contagio.

  • Para más información sobre Covid, aire acondicionado y filtrado de aire, visitar el blog en: https://surair.com.ar/«

Deje un comentario