Las autoridades locales lanzaron una campaña ambiental destinada a lograr que los vecinos confeccionen ecoladrillos con pilas en desuso, botellas plásticas de medio libro y arena.

La iniciativa apunta al objetivo de darle un uso sustentable a estas pequeñas baterías que generan un gran impacto dañino sobre el medio ambiente.

Los ecoladrillos deberán dejarse en la puerta de la Municipalidad de Ausonia. Luego las autoridades locales los destinarán a relleno sanitario y a la construcción de bancos y mesas para diversos espacios públicos.

Deje un comentario