El coordinador de Tránsito de la Municipalidad, Claudio Venosta, informó que en operativos dinámicos con el personal del área fueron retenidas tres motos por circular con caños de escapes no reglamentarios, prohibidos por la ordenanza N° 2282/2019.

En el artículo 2° de la norma, se establece que “será sancionado con retención del vehículo infractor por parte de la autoridad de aplicación, y decomiso del escape adulterado para su posterior destrucción. Solo se podrá restituir el rodado con la presentación y colocación de escape original con silenciador por parte del infractor”.

Los llamados “escapes libres”, sin silenciador, adulterados de alguna manera o con sistemas expansivos que se utilizan en motocicletas, producen contaminación sonora y afectan la salud de los vecinos. El cumplimiento de la Ordenanza contribuye a la convivencia ciudadana.

Deje un comentario