Desde Juntos por el Cambio difundieron un documento en el que destacan que está en juego el modelo de Argentina, que el gobierno nacional intenta modificar. El mismo lleva como título:

 LA SOCIEDAD APLANADA

Las medidas implementadas por el Gobierno Nacional, adoptadas también en el  ámbito de la provincia de Córdoba, tienen como fin aplanar la curva de contagios.

 Sin embargo, se empiezan a escuchar reclamos de diversos sectores de la ciudadanía.

Médicos, comerciantes, abogados, entre otros, han hecho oír su voz pidiendo por un lado, mejorar las condiciones de trabajo del personal de salud y, por el otro, insistiendo en la necesidad de flexibilizar restricciones para retomar la actividad laboral.

 La ciudadanía siente la imperiosa la necesidad de recuperar las libertades, lo que no significa incumplir los protocolos correspondientes.

La pandemia no debe impedir ver la creciente intervención del Estado que perjudica a la producción.

Por resolución del Banco Central se ha implantado un cepo a la importación de insumos del exterior que son indispensables para la actividad agropecuaria.

 Esto constituye una traba más a un sector que debe afrontar una excesiva carga impositiva y costos de producción cada vez más elevados.

Es bueno recordar que el campo es el principal proveedor de alimentos y de los dólares que el país necesita.

Se advierte con preocupación que detrás de la recomendación de “quedarse en casa”, el gobierno avanza sobre cuestiones institucionales vía Decretos de Necesidad y Urgencia.

 En un reciente documento, intelectuales, artistas, científicos y periodistas independientes, alertan sobre los peligros que amenazan la democracia. Se ha instalado – indican – una “infectadura”, especie de dictadura sólo apoyada en razones epidemiológicas, que no tiene en cuenta las consecuencias sociales de las medidas tomadas.

En nombre de la salud pública, el gobierno ha avanzado sobre derechos individuales (trabajar, circular, opinar, comerciar, etc); pero también, es evidente el deterioro del funcionamiento del Congreso y la suspensión inexplicable del servicio de justicia.

Lo que está en juego es un modelo de país. Apoyándose en la pandemia, el gobierno impulsa una modificación de la estructura social que no se condice con los principios del sistema democrático y republicano.

Detrás de un relato solidario, se esconde la aspiración de controlar, nivelar para abajo y aplanar a la sociedad.

La consecuencia es clara: no se irá hacia la igualdad sino hacia un empobrecimiento generalizado.

JUNTOS POR EL CAMBIO

LA CARLOTA – 30 DE MAYO 2020

Deje un comentario