A última hora de la noche del martes, un avión sanitario se estrelló llegando al aeropuerto de la ciudad de Esquel, en la provincia de Chubut. La nave arribaba con cuatro tripulantes: un médico y un enfermero murieron, mientras que el piloto y el copiloto se encuentran internados, uno de ellos en estado crítico. Si bien se desconocen las causas que generaron el accidente, a esas horas de la noche la visibilidad era escasa debido a la niebla.

Sergio Cardozo, director del Hospital de la localidad chubutense, confirmó que el médico, llamado Federico Bassi, y el enfermero, Patricio Walmsley murieron a causa de las heridas sufridas durante el impacto. Mientras, el piloto Mariano De la Torre y el copiloto Ángel Martín Gamboa fueron los únicos sobrevivientes. “Uno de ellos (De la Torre) tiene el 50% del cuerpo quemado, fracturas de columna cervical y dos vértebras, traumatismo de tórax, fractura en el esternón, contusión pulmonar y hematomas al nivel del intestino. Actualmente está en el quirófano, en estado crítico”

El vuelo había salido desde San Fernando para buscar a una menor, hija de un afiliado del gremio de televisión de Esquel y que debía ser derivada de urgencia hacia Buenos Aires. La familia de la paciente se encontraba en la ambulancia para embarcar cuando se produjo la explosión.

Con respecto al estado de salud de la nena, el director del nosocomio manifestó que “está grave también, pero estable en nuestro hospital» y que se verá en las próximas horas «si puede venir otro avión y se la lleve”. Este miércoles por la mañana, los familiares aguardaban el arribo de otra aeronave para realizar el traslado.

Deje un comentario