Ante la prolongación del proceso de aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesta por el gobierno nacional, el intendente Franco Morra con el respaldo de todas las instituciones que conforman el Comité de Emergencia local dispuso nuevas acciones preventivas, sociales y económicas para enfrentar la contingencia.

Por un lado se dispuso equipar como centro de aislamiento sanitario domiciliario a la nueva escuela Amanecer con 25 camas. Este lugar estará disponible para enfermos con patologías leves si la pandemia se expande y así lo requiere.

Además se dispuso el traslado de los abuelos del hogar para su cercanía con el hospital. En ese último nosocomio se ampliará en 28 camas la capacidad de internación, en sus diferentes niveles de complejidad primaria, para aprovechar el equipo de salud y sus insumos pensando en una situación extrema.

En horario nocturno se dejará sólo abierta una barrera de ingreso a General Deheza con controles permanentes.

Todos los comercios no exceptuados podrán a puerta cerradas enviar sus productos por delivery, previa venta acordada por redes sociales o web.

Además para los albañiles, pintores, electricistas y gasistas se ha dispuesto una capacitación sanitaria para que desde el miércoles, previa declaración jurada de obra, comiencen a trabajar en horarios reducidos.

“Resta mucho trabajo aún, rubros para estudiar, pero mantengo firme la convicción y el compromiso que juntos podemos combatir esta pandemia, priorizando la vida para cuando pase poder celebrarla”, resaltó el jefe municipal.

Deje un comentario