Cuadrillas de albañiles y trabajadores municipales avanzan a buen ritmo con los trabajos de remodelación de un antiguo edificio público de la ciudad que será acondicionado para que sea la futura sede del Concejo Deliberante.

En la propiedad ubicada sobre calle General Paz se efectúan tareas de revoque, electricidad, plomería y pintura para acondicionar las dependencias al nuevo uso que le darán los ediles.

Habrá una sala para las sesiones generales y otra para las reuniones de comisión, así como también un sector para recibir a los vecinos. Se pondrán en condiciones los baños, la fachada y el ingreso al predio.

Deje un comentario