El Día del Padre se festeja en distintas fechas alrededor del mundo, aunque el origen de su celebración el tercer domingo de junio en Argentina tiene una historia particular.

Inicialmente, en nuestro país el primer homenaje a «los papis» se dio el 24 de agosto de 1958, ya que ese día de 1816 José de San Martín se convirtió en padre porque nació su única hija Mercedes.

Sin embargo, por motivos comerciales, en la década del ’60 se decidió cambiar el festejo al tercer domingo de junio -su fecha actual-, en sintonía con Estados Unidos, el resto de los países latinoamericanos y buena parte de los europeos.

La idea nació en los inicios del siglo XX en el país norteamericano, ya que Sonora Dodd quiso homenajear a su padre, un veterano de la guerra civil de esa nación, por criar a sus hijos sin la compañía de su esposa, quien había fallecido luego del parto del último de los hijos de la pareja.

Por ello, Dodd propuso instalar el mes del nacimiento de su padre (junio) como mes oficial de la celebración. Su idea fue tomando fuerza con el correr de los años, y en 1966 el presidente estadounidense, Lyndon Johnson, declaró que el tercer domingo de junio sería el Día del Padre en Estados Unidos, medida a la que se sumaron muchísimos países en el mundo, entre ellos Argentina.

Además, en buena parte del mundo -España, Italia, Portugal y Bolivia entre ellos- se mantiene como fecha oficial el 19 de marzo, día de San José, padre putativo de Jesús.

Deje un comentario