El obispo de la Diócesis de Río Cuarto, Adolfo Uriona, presidió la misa central en la localidad de Reducción en el marco de la fiesta en honor al Cristo de la Buena Muerte.

En la ceremonia, además, fueron admitidos seis diáconos de la Diócesis de Río Cuarto. Antes de la misa central, Uriona ofreció una conferencia de prensa:

Como todos los años, la fiesta en honor al Señor de la Buena Muerte, patrono de Reducción, es visitada por miles de fieles de todo el país y este año no será la excepción. Los pronósticos del tiempo son optimisitas y parece que todo esta dado para que este lunes la localidad se convierta en una verdadera y multitudinaria fiesta de religión y fe.

Desde las 20 de ayer, partieron desde la Iglesia Catedral de Río Cuarto, la tradicional peregrinación que reúne a centenares de fieles que caminarán durante toda la noche para llegar con las primeras luces al Santuario de Reducción.
Lo mismo sucedió desde La Carlota y de distintos puntos de la región.

Aportes

En la semana pasada, el gobierno de la Provincia entregó  $ 300 mil al intendente de Reducción, Andrés Passero, fondos que serán destinados para costear los gastos de logística y organización de la tradicional celebración religiosa del Cristo de la Buena Muerte.

Esta manifestación de fe que se realiza desde el 1° al 3 de mayo convoca a miles de peregrinos de todo el país el 1° de ese mes, y es ese día cuando se hace un gran despliegue de operativos de seguridad y servicios para asistir a los visitantes.

En el Centro Cívico de Río Cuarto, el legislador provincial Carlos Gutiérrez hizo entrega ayer de los fondos mencionados. Sobre el beneficio otorgado, el funcionario provincial expresó: «Comprometimos esta ayuda para la organización de la fiesta religiosa más convocante de la región. El próximo fin de semana, Reducción se convertirá en una referencia religiosa de todo el país».

A su turno, el intendente de la localidad de Reducción, Andrés Passero Garay, se mostró muy agradecido por el apoyo constante del gobierno provincial: «La Provincia está siempre presente acompañando nuestra festividad, que en esta edición espera más de 80 mil personas».

Desde los organismos de seguridad señalaron que la ruta nacional N° 7 se encuentra cortada, por lo que se espera un mayor tráfico de vehículos por la 8, arteria por donde los visitantes de Río Cuarto y la región realizan su tradicional caminata.

Seguridad

Más de 200 efectivos de la Departamental Juárez Celman estarán abocados al control y prevención de la ruta 8 el próximo lunes, día en que llegan a Reducción miles de fieles para la fiesta del Cristo de la Buena Muerte.

Debido al corte de la ruta 7, en La Picasa, se estima que el trazado nacional Nº 8 se verá sobrecargado y para evitar siniestros es que la Policía ya comenzó a diagramar un esquema de seguridad.

Fuente PUNTAL.

Deje un comentario