En General Pachecho, Zona Norte de la Provincia de Buenos Aires, la autopartista LEAR se encuentra paralizada por la protesta de los obreros frente al despido de cien compañeros y cien suspensiones más sin pago de salario.  El viernes 04/07, la «Justicia» dio la orden de desalojo contra los trabajadores que bloquean los portones de la fábrica. No se concretó por la movilización de trabajadores, estudiantes y organizaciones de dd. hh  que se solidarizaron con los trabajadores.

El ministerio de Trabajo de la Nación declara ilegales las suspensiones pero no hace nada para obligar a esta empresa norteamericana, que viola toda la legislación laboral de nuestro país con total impunidad, que reinstale a los compañeros. El gremio SMATA avala la actitud de la empresa, como lo hizo recientemente con GESTAMP.

Todo esto se suma a lo que sucede en Valeo Córdoba o en Rio Tercero donde  la empresa norteamericana Weatherford despidió a 61 trabajadores y suspendió a otros 25. El conflicto se produjo cuando los trabajadores decidieron organizarse gremialmente y eligieron sus delegados, pasos que la empresa habría rechazado. En ese marco, la mayoría de los trabajadores habría votado por variar su afiliación de la UOM al gremio químico, traspaso que la empresa tampoco habría avalado. Las gestiones del poder político provincial y nacional lejos de dar una respuesta al conflicto, se echan la culpa la una a la otra, mientras acatan pacíficamente las decisiones tomadas por la patronal de no dar marcha atrás con los despidos y continuar presentando amparos a la justicia para poder utilizar a gendarmería y a la policía para «despejar» la zona y permitir así el acceso de los camiones que retiran la producción que hace ya casi dos meses no sale de la empresa.

Mañana martes se convoca a la Jornada Nacional en apoyo a los trabajadores de Lear y contra los despidos y suspensiones.

Deje un comentario