Viamonte tiene un orgullo y es su hospital municipal Santa Elisa el cual está administrado por una cooperativa de trabajo de salud. Además cuenta con un geriátrico en convenio con el PAMI donde se albergan 52 abuelos. Las instalaciones se están ampliando para llegar a las 96 plazas. En tal sentido el programa radial “Sin Comentarios”, se hizo presente en la localidad dialogando con su director Raúl Giordanino.

Hace poco tiempo el hospital cumplió sus primeros 70 años con gratos recuerdos para toda la comunidad “Sin lugar a dudas hay un esfuerzo de la comunidad muy importante.       Además hemos recibido un subsidio de parte del INADI, ente que agrupa a todas las cooperativas del país dependiente del ministerio de desarrollo de la Nación, de un millón cien mil pesos para poder ampliar el geriátrico. Somos la única cooperativa de trabajo del país que administra un hospital público”.

Sus inicios y los objetivos conseguidos “nosotros surgimos hace 20 años cuando los dispensarios pasaron de la provincia a la municipalidad que lógicamente no tiene fondos para mantener una estructura de este tipo. Ahí empezamos invertir hacia geriatría. Somos los únicos prestadores del PAMI en la región desde hace 25 años lo cual nos da una demanda importante”.

Crear mano de obra

Según explicó el director la búsqueda de mejores prestaciones y fundamentalmente trabajo para el habitante de la localidad son ejes claves “Tratamos por un lado financiar el sistema de salud del pueblo y generar trabajo…sobre todo para mujeres, aquí necesitamos permanentemente incorporar gente. Por otra parte, hace poco hemos conseguido una ambulancia de alta complejidad que nos permite acceder en tiempo y forma a las ciudades de alta complejidad media. La Carlota es nuestro hospital de cabecera, lo que sucede es que a veces las complejidades desbordan a La Carlota y tenemos que seguir a Rio Cuarto…Una de nuestras preocupaciones es crear mano de obra porque hay una generación que se va y son los que deberían ser los dirigentes de la comunidad. Ni hablar de que retornen los profesionales que se forman se torna cada vez más complejo. Hay un vacío pero siendo optimista esto ha cesado un poco porque se hace más difícil vivir en la ciudad”

Objetivo puesto en el geriátrico

“En estos momentos tenemos 52 abuelos viviendo y con la futura ampliación 96 camas. La demanda es importante, recibimos un subsidio en julio y tenemos que tener terminado la obra en seis meses. Es decir, en enero nosotros tenemos que rendir en que gastamos ese dinero. Creemos que va a estar concretado los primeros días del año próximo. Obviamente es una estructura que se hace compleja de manejar pero tratamos de llevarla” según indicaba el director de la Cooperativa.

En cuanto a los costos que pagan los abuelos Giordanino informó “al tener un convenio con el PAMI a nosotros nos paga el PAMI, al abuelo no le cobramos nada. Si es una persona que no tiene PAMI nosotros estamos cobrando en este momento 2.500 pesos mensuales a cambio le damos atención médica, comida, talleres de educación física, musicoterapia, plástica, teatro, todos los días los mantenemos ocupados con algo…al que es carenciado nosotros no les cobramos nada”.

Por otra parte señaló “entregan 27 viandas de comidas de viejitos que viven en su casa y algunas familias que se quedan sin trabajo les damos comida a cambio de un informe socioeconómico que le hace la asistencia social, cada dos meses, sólo es un control que hacemos para ver si les hace falta algo y que nos presenten un certificado de esto”.

La gente que trabaja y el futuro de la cooperativa

“Actualmente somos 45 personas trabajando, la mayoría somos socios de la cooperativa. La municipalidad se ocupa de algunos gastos, pero esta sólo recibe unos 10.000 pesos por mes para gastar en salud. Nosotros tenemos una estructura de costo de alrededor de 250.000 pesos mensuales.”

“Tenemos 10 camas de internaciones simples para urgencias. Además es común que regresen al pueblo pacientes terminales donde uno realiza tratamientos paliativos para que pasen sus últimos días en su pueblo. También uno está fomentando la internación domiciliaria que es el futuro de la medicina, tenemos un equipo de internación domiciliaria y nos interesa que la gente está internada en su casa con enfermeras que la visiten. Ahí está mejor la persona y el paciente con las nuevas tecnologías veo en esto el futuro, sucede es que faltan recursos”.

La importancia del cooperativismo

Como mencionaba anteriormente la cooperativa surge cuando la salud se municipaliza “La cooperativa es un sistema muy importante, se saca la mentalidad del hospital público porque acá la gente es dueña. Nosotros firmamos un convenio con la municipalidad y nos encargamos de la administración del hospital. Anualmente el concejo de la municipalidad se reúne y nos aprueba si seguimos administrándolo o no, en eso no hay problema porque nos firmaron la última vez por cuatro años”

“Pero el ejercicio del cooperativismo hace del que por ahí los vicios que tiene el empleado público acá no existan… no vamos a usar una gaza de más porque eso es menos plata que vos ganas porque nosotros nos repartimos las ganancias no tenemos sueldo. Lo que a vos te queda limpio es lo que te vas a repartir es una empresa”.

“Además hay movilidad social. Por ejemplo tuvimos que convencer a compañeras para que dejaran de cobrar la Asignación universal por hijo y que se incorporaran entonces pasaron de la asignación a ser dueñas de una empresa cooperativa. Las decisiones se toman en conjunto. El voto de la que limpia vale lo mismo del director. Todos los meses hacemos reuniones y debemos explicar en que gastamos la plata y cuando nos vamos a repartir, es un sistema que se está autoregulando”.

Simplemente contamos nuestra experiencia y como nos ha ido, tenemos 20 años en esto y como cooperativa no somos unos improvisados.

FM Estrella 101.1 Mhz

“La Radio de Todos”

www.fmestrella.com

Deje un comentario