El Doctor Edgar Bertollo resaltó que en el Instituto Nuestra Madre de la Merced se trabaja en el proyecto educación en el Amor, en tal sentido el Dr. apuntó “es mi esposa la encargada que viene trabajando hace varios años con los chicos de 6to incluso van los padres, primero hacen el taller los padres y luego realizan tareas con los hijos. Generalmente se incorpora para las chicas la Doctora Dotto, yo a veces para los varones, el Dr. Schacher o Dr. Pedraza para los varones”.

Además agregó que no corresponde a una materia, sino que es “un proyecto de educación de la sexualidad llamada educación en el amor, si bien hay una ley de educación de la sexualidad en los colegios, pero le otorga a los mismos que tienen desde el punto de vista religioso una veta abierta para hacerlo de acuerdo a los principios que rigen a la institución”.

Por otra parte señaló que la familia de los jóvenes lo ha tomado muy bien “los padres participan en la charla previa, luego en el taller los padres hacen lo mismo que hacen en el taller sus hijos, por lo tanto los padres saben la información que van a recibir sus hijos, luego se hacen las charlas con los chicos para despejar algunas dudas y luego al final se hace un encuentro muy lindo donde los padres están con los chicos es una o dos semanas donde se hacen actividades sobre la temática”.

Por otra parte tras los debates que se realizan sobre la juventud y el alcohol el Doctor manifestó “el excesivo consumo del alcohol en las previas o en los boliches, las bebidas energizantes e incluso el viagra que los jóvenes lo toman para luego tener un rendimiento sexual que con tanto alcohol y desenfreno se consumen este tipo de bebidas o pastilla”.

“Existen muchos miedos o tabú también ha habido un cambio generacional de años anteriores y de cómo se vienen planteando las cosas, pero los padres deben perder ese miedo porque en el sexo se da la vida. En el aspecto sexual está comprometida toda la persona por eso los proyectos se dan enfocando en el Amor, si uno logra que los jóvenes se enamoren de su vida, de los demás, que sean solidarios, los que son religiosos de Cristo, sino se enamoran de este tipo de cosas como el sexo, la droga y el alcohol”.

Finalmente concluyó “Muchos se resignan con sus hijos adolescentes pensando que la cosa ya viene así, y no es así se puede hacer mucho para prevenir las consecuencias. Creo que se debe encarar más por el amor que lo simplemente técnico”.

 

Deje un comentario