Juan Carlos Belbuzzi, presidente de la APLC habló con Fm Estrella, brindando un marco de referencias a la situación que vive el campo hoy por hoy, tocando distintos temas, como el precio de los alquileres  que se están pagando en este nuevo período, el atraso cambiario, etc.

“Los precios internacionales están cayendo, y nosotros tenemos un dólar con un atraso cambiario que nos deja muy descolocados, con falta de competitividad, y el sistema  de cómo se produce aquí en Argentina, que  un altísimo porcentaje se hace con contratistas en campos que se alquilan, los valores que se habían estado pagando hace 3 o 4 años atrás, incluso el año pasado; hoy ya no dan los márgenes para poder hacer una agricultura en campos que se alquilen con esos valores porque la rentabilidad en sí bajo muchísimo, y con campos alquilados directamente es negativa, por todo esto, ya está ocurriendo la reducción en los precio de los alquileres de campo, incluso no hay dinero, como otras veces, para pagar por adelantado, que para el campo esa era una muy buena alternativa porque se desentendía de todos los problemas climáticos. Eso hoy no está ocurriendo, porque no nos olvidemos que venimos de la campaña 2011-2012, con una sequía que fue una de las más grandes de la historia, y esta campaña, próxima pasada, con un rendimiento, más o menos histórico, pero con falta de rentabilidad por los precios; ya se está sintiendo actualmente en los precios de los granos que no hace que sea rentable con los costos  que han subido, entonces todo este combo de cosas negativas, hace que no haya un incentivo para hacer una gran inversión, menos en Maíz; sabemos que la inversión en el mismo es el doble que en la Soja o más todavía.”

“Esto abre un interrogante para el país, y es muy serio, porque sabemos que la economía del mismo, el engranaje que mueve toda esta caja compleja es la actividad agropecuaria, ya sea soja, maíz, trigo, carne, leche. Y toda esta falta de rentabilidad empieza por resignar tecnología, hacer menos inversiones, gastar menos fertilizante, semillas de menor calidad, y eso atenta contra la producción, cuando hablamos de la producción, hablamos de la producción del país o sea que si antes estábamos creciendo a un ritmo de casi un 10% anual de las 100 millones de toneladas que produce nuestro país, ya deberíamos estar en los 120, 130 millones y este año no llegamos ni a los 100 millones de toneladas.”

“Aquí en la zona hay de todo, pero, los alquileres que antes estaban a 10 quintales de soja, hoy los contratos se han cerrado a 9 u 8 quintales de soja, habiendo en muchos caso tierras que todavía no están alquiladas”.

“Hoy está resurgiendo el hecho de compartir riesgos, ir a porcentaje, el productor siembra y paga un porcentaje sobre lo que se cosechó, teniendo un riesgo para el dueño del campo, porque si viene un año malo no va a cobrar alquiler y es una paliación para el contratista porque si el año es malo tampoco entra en quebranto, por otro lado el productor que viene alquilando no ha tenido  capacidad de ahorro como para esperar ahora el fin de la campaña para poder cobrar los alquileres, todo eso hace que se torne muy complejo.”

 maíz

Deje un comentario