Silvana Bujan: verduras con sustancias tóxicas, la alternativa a este modelo de producción es la “agroecología”.

By 24 julio, 2013Regionales

Semanas atrás dialogamos con Silvana Bujan miembro de RENACE, Red Nacional de Acción Ecologista. En la misma nos dejó un panorama de las sustancias encontradas en las verduras y la necesidad de encontrar una alternativa distinta a la producción actual. La alternativa propuesta es la agroecología ya que la misma no sólo sirve para las pequeñas huertas sino también para las grandes explotaciones.

La necesidad de controles en las verduras antes de la cosecha

El modelo agrícola es altamente demandante de insumos químicos, aplica una enorme cantidad de cosas sin que exista un control  de que se aplica y cuando se aplica, se le agrega productos a los vegetales para evitar que a último momento antes del corte pudiera venir una plaga porque total nadie va a venir a controlar que se respete ese período previo sin aplicación que se establece para las distintas sustancias. Este periodo se llama de carencia, está pensado para que si uno le puso veneno a la verdura, ese veneno se disuelva o se vaya en tales días previos que pueden ser semanas o hasta meses según el producto antes de la cosecha.

Sucede que muchos colocan venenos incluso hasta el día previo y eso que se le pone a la verdura no se va mágicamente en los canelones o ensaladas. Existen gran cantidad de sustancias que pertenecen fundamentalmente a grandes familias  como los clorados, los fosforados y los piretroides que se utilizan para una enorme cantidad de cosas como hongos hasta insectos.

El caso Mar del Plata y el camino de alerta.

El SENASA que es un organismo nacional cada tanto va a los distintos municipios y toma muestras analizando lo que se está vendiendo en los mercados distribuidores de verduras.

En Mar del Plata durante varios años SENASA hizo eso e informaba al municipio en actas muy prolijas, donde se analizaba por ejemplo Morrón y se encontraron tal cosa y nuestro dictamen es que esta verdura no es apta para el consumo humano. De esta forma entregaba frecuentemente las actas pero las autoridades municipales las “cajoneaban” ese era el camino que dejaba este alerta que se hacían a lo largo de los meses.

Nosotros nos enteramos de eso y nos preguntamos si era tan así. Fuimos con un escribano al mercado, compramos distintas variedades de verduras las hicimos analizar en un laboratorio certificado y encontramos que de las cinco variedades de cosas que llevamos tres tenían limites excedidos de sustancias peligrosas.

En ese momento fuimos a la fiscalía, de la justicia federal porque es un tema federal, contamos lo que pasaba y fue levantada esa denuncia  penal como presunto envenenamiento. Luego de ese sacudón que se enteró todo el mundo que involucraba al ministerio de asuntos agrarios de la provincia, al propio SENASA, Municipio, es decir todas las partes de esta cadena que deben velar que los agricultores deban hacer las cosas bien y que las cosas se vendan en condiciones, terminaron haciendo grandes promesas.

Las grandes promesas de las “buenas prácticas agrícolas” y las sustancias encontradas.

Estas grandes promesas fueron aplicar lo que ellos llaman “buenas prácticas agrícolas” que es lo mismo que antes pero con alguien mirando. Es decir volver a utilizar el mismo sistema poner un barbijo un poco más grueso al productor, que es la sanidad en el puesto de trabajo a lo que en realidad es algo que va a estar al final de la cadena en el cajón de la verdura que sale para la venta.

Esto es un maquillaje porque hemos comprobado que en  estos tres años realizaron grandes campañas de “buenas prácticas agrícolas” en la región semanas atrás cuando hacía mucho frío y por tanto había menos riesgo de encontrar amenazas encontramos Endosulfán que es el malo de la película ya que está prohibido en todo el mundo cuando se incorporó como sustancia peligrosa al Convenio de Estocolmo pero Argentina pidió una dispensa ante Naciones Unidas “porque había mucho”.

El Endosulfán es peligroso porque es acumulativo (al entrar a tu cuerpo se quedan agarrados en los tejidos grasos por tanto se acumulan, se pasan a través de la placenta, se pasa por la leche materna). Este tipo de sustancia es fuertemente carcinógeno, es decir tumoral.

Por lo general todas las sustancias que son insecticidas atacan en el insecto-objeto el sistema nervioso pero también ataca al sistema nervioso del ser humano que lo reciba y traen problemas neurológicos.

Además se encontraron CIPERMETRINA; DIMETOATO; METIL AZINFOS; DELTAMETRINA y el DISULFOTON, su particularidad de que no está pensado para ser usado en comidas pero la encontramos en la lechuga. Totalmente inesperado; el aparato que utilizamos para realizar el análisis se llama Cromatógrafo tiene indicadores para distintas sustancias uno le carga información con lo que uno cree que vas a encontrar pero hay muchísimas sustancias.

En resumen la agricultura convencional intensiva y extensiva nos está comenzando a matar de a poquito. No solo está agotando lo suelos y las aguas sino que también se nos está metiendo en nuestras casas simplemente porque compramos la verdura con estas sustancias. Este sistema de producción está haciendo agua por demasiadas partes.

nacimiento

La agroecología como alternativa. Sí se puede producir en grandes cantidades.

Afortunadamente la agroecología está avanzando lentamente pero de manera implacable ya que demuestra que se puede producir sin estas sustancias. Además hay exitosos casos en provincia de Bs As, por ejemplo tenemos un emprendimiento dirigido por un Ingeniero agrónomo que decidió apostar a la agroecología de 1.500 hectáreas. Es decir eso de que la agroecología es sólo para la huerta del fondo de la casa  no es así.

Estas 1.500 ha producen trigo orgánico, carne orgánica. Otros agricultor en la zona de Tres Arroyos tiene unas 650 hectáreas de cultivos diversos, ves que podes producir en grandes cantidades con un manejo integrado de plagas, es decir una integración de las viejas técnicas de antes de la química de síntesis.

 Los argentinos cada vez más nos preocupamos por estos temas.

Veamos el tema de la confrontación violenta entre el campo y ciudad que se ha dado desde la época de Esteban Echevarría en su libro el Matadero. Pero hoy tenemos en cada pueblo rural problemas en los bordes de la zona urbana, que se está dando con los agroquímicos colocados en la vereda de enfrente saltando problemas sanitarios.

Hay muchas poblaciones en la Argentina que están en asambleas que están pidiendo a sus autoridades que no los fumiguen, están los médicos unidos en la red de pueblos fumigados. Muchos médicos se han levantado diciendo basta porque nos están matando a nuestros pacientes.

No pueden suceder que el contacto con los agroquímicos siga haciendo daño y que nadie lo releve y que todos pongas que “se murió de paro cardíaco-respiratorio, si pero de donde le vino eso”. Ya es evidente la red de abogados de pueblos fumigados. Ahora empezó en Entre Ríos la red de escuelas fumigadas, por tanto hay una reacción tan masiva y grande que va a llegar el ocuparse, porque el preocuparse vemos que ya está porque no hay cómo disimularlo, este sistema de producción agrícola no da buen resultado.

Además no estamos haciendo alimentos, eso es una gran mentira, NO estamos produciendo comidas para la gente, sino para los autos (agrocombustibles) o comidas para cerdos. Entonces de la preocupación a la acción va a tener que pasar algo…repito no se van a poder ocultar tantos impactos.

Antes hablábamos de pingüinos y ballenas ahora ya hablamos de humanos

Tenemos mucha paciencia. Nosotros junto a otros grupos ecologistas tanto de la red nacional de la acción, como de la coalición ciudadana anti-incineración llevamos con la RENACE casi treinta años de trabajo y es mucho tiempo. En aquél momento quizá se hablaba más de ballenas y pingüinos pero ahora hablamos más de la gente. En estas décadas el foco de la ecología paso afortunadamente  a su lugar natural que es el hombre. En aquella época hablábamos de Ecología “¿de qué estás hablando?” nos decían que las ballenas están en Puerto Madryn y los pingüinos en la Antártida, eran los grandes problemas en términos ambientales. Cuando nos enfocamos hacia el hombre abrimos un panorama que no nos gustó para nada y empezamos a trabajar en eso.

Hay que tomar conciencia y recordar que nosotros pasamos y que luego vienen otros.

Uno más de los grandes temas que ponemos a tu disposición

www.fmestrella.com

Al servicio de la comunidad.

25 años

 

Deje un comentario