carasso

Una de las bases del crecimiento de nuestro país en los últimos años fue justamente la construcción. Mucho se ha hablado del Boom Inmobiliario. Sin embargo paradójicamente el déficit de viviendas es abrumador. Marcos Carasso secretario de gobierno de General Cabrera dialogó con FM Estrella, en el programa Sin Comentarios, y comentó la experiencia de aquella localidad.

 Respecto a los planes de vivienda Uno y Dos Carasso manifestó “nosotros tenemos en ejecución dos planes, entre esos dos son 130 viviendas en ejecución con un 70% de concluidas”.

En esta segunda gestión, se plantean continuar con la política de viviendas llevado a cabo con terrenos de particulares y terrenos municipales. En este tercer plan habrá 130 viviendas. “Cuando concluyamos nuestra gestión tendremos 260 viviendas más 12 sociales todo con recursos de los vecinos y la administración de la municipalidad”.

Según lo expresado por Carasso, en General Cabrera funciona el FOMUVI  desde el año 1995 donde se realizaron numerosas viviendas, pero en el año 99 se corta por el ingreso de otra gestión. Desde el 2007 se retoma ese plan. “Este III plan es con terrenos de los vecinos y estamos estudiando que hacer con los 45 lotes municipales, a estos últimos los estamos pensados para sectores con menores recursos. Debemos recordar que ni la provincia ni la nación están haciendo unidades habitacionales en grupo como estamos acostumbrados”.

En este caso el municipio es el responsable de todo, organización, administración y de la ejecución de las viviendas. “Todo implica desde las reuniones hasta recursos humanos que ponemos, como tres arquitectos que funciona para la ejecución técnica, la administración del dinero de los vecinos, la contratación de mano de obra donde el vecino participa a quien se le da la concesión. El vecino lo que tiene que hacer es pagar la cuota que la determina la comisión que se forma con los vecinos y representantes de la municipalidad. También se controla, con recursos humanos propios, los materiales que van de los corralones a los terrenos, de lo que se ha pedido en cada vivienda, si sobra algo reubicarlo, etc.”

Son 60 cuotas, para entrar al sorteo hay que aportar inicialmente $10.000 o $5000 aquí uno se asegura que entra en el sorteo. Hay dos modalidades una casa con dos dormitorios (72mts cubiertos) la cuota inicial son de $2350. La casa que tiene un dormitorio sólo (56mts) es una cuota de $1700. La cuota va aumentando según el consenso de la comisión que se arma y el estado municipal. Además tenemos un contador, que era un beneficiario y ahora se ha incorporado a la parte técnica, que lleva la relación sueldo-cuota. El monto de la casa de 72mts entregada esta valuado en $157.000. Es para una franja importante de la sociedad, de dos empleados estables. Es bueno ya que la casa es tuya en cinco años. Hemos logrado que la gente confíe y que se ocupe de avisar el estado de sus cuentas para pensar esto con seriedad”.

Primero se sortean los que no poseen vivienda, es lo principal, luego al último los que son inversores. Por lo tanto, en promedio son tres años los que no poseen viviendas están dentro de su casa, hacen un gran esfuerzo, muchos van a vivir con sus padres por un tiempo sabiendo que en tres años ya están adentro de su propia vivienda.

“Este modelo ha sido copiado por otras ciudades. Alejandro, Ucacha, Huinca están haciendo viviendas, además concejales de muchas localidades vinieron a ver como nos organizamos, no estamos políticamente con nadie, pero no nos podemos estar de brazos cruzados…sólo pedimos lo que nos corresponde, tenemos que ser excelente recaudadores, brindar confianza y no esperar que toda venga de arriba”.

 

Deje un comentario