presidenta-embalse

Es evidente la crisis energética que atraviesa la Argentina, sin embargo estamos en un momento histórico que nos obliga a replantear su matriz y a explorar nuevas y más eficientes fuentes de generación, contemplando los impactos negativos que cada uno de los sistemas de producción provoca. En este escenario, el Gobierno Nacional presentó en el  año 2006 el  “Plan para la reactivación de la actividad nuclear”, en cuyo contexto se enmarca el “Proyecto de Repotenciación de la Central Nuclear Embalse (CNE)”, diseñado con el propósito de prolongar la vida útil de su reactor.

El interrogante que surge a muchos diputados y ciudadanos de nuestro país es si la central Nuclear de Embalse opera sin licencia, luego de cumplir con el máximo de horas de servicio para la cual fuera habilitada; en este sentido le recordamos al lector que la vida útil del reactor nuclear ya concluyó y hay poca información al respecto sobre su repotenciación y su alargamiento de la vida útil.

En este sentido los interrogantes que surgen son:¿Qué riesgo constituye para la salud de la población y la seguridad del ambiente que continúe operativo un reactor nuclear al cumplir con el plazo de su vida útil? ¿Por qué se decidió continuar con las obras de Repotenciación de la Central Nuclear Embalse sin realizar una Evaluación de Impacto Ambiental? ¿Por qué se inhibe el derecho de la ciudadanía a informarse sobre los riesgos potenciales de la obra al no convocar a audiencias o consultas públicas? ¿Se conoce el impacto ambiental efectivo que ha generado la Central sobre el ambiente? ¿Cuál será el costo total de la obra, como se financiará y ejecutará?

 Lo cierto es que la Central Nuclear Embalse, fue oportunamente habilitada mediante Licencia de Operación de la Autoridad Regulatoria Nuclear por un máximo de 210.240 horas de efectivas a plena potencia de funcionamiento. Así fue como en el año 2011, y tras obtener un préstamo de U$S 240.000.000 del Banco de Desarrollo para América Latina (Corporación Andina de Fomento – CAF), el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios anunció que se avanzaba hacia la etapa final del proyecto de prolongación de la vida útil de la CNE. Sin embargo, tras haberse cumplido 210.240 Horas Efectivas a Plena Potencia HEPP en el año 2012 la Central no salió de servicio y continua operativa hasta la actualidad.

 

Deje un comentario